T-Systems firma un contrato de 9,9 millones de euros con el Ayuntamiento de Barcelona

  • Actualidad

Acuerdo alianza

El Ayuntamiento de Barcelona confía su infraestructura y los servicios tecnológicos a T-Systems a través de un contrato a tres años por valor de 9,9 millones de euros.

Recomendados: 

Un futuro digital para la construcción mundial Leer

SCW: Creando ciudades realmente abiertas Leer

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

La firma de servicios tecnológicos ha resultado adjudicataria de un contrato con el consistorio barcelonés por el que provisionará la infraestructura TIC y los servicios profesionales necesarios para gestionar todos los servicios al ciudadano que ofrece el consistorio. El contrato incluye también la ubicación de los servicios no críticos en el CPD de T-Systems.

Los objetivos Instituto Municipal de Informática (IMI) del Ayuntamiento de Barcelona quieren impulsar con esta externalización un nuevo modelo de mayor "soberanía tecnológica" que minimice la dependencia de soluciones propietarias o de proveedores tecnológicos, así como el riesgo de discontinuidad de servicio cada vez que se produce un cambio de proveedor de infraestructuras de CPD, habilitando unas capacidades que permitirán evolucionar, al mismo tiempo, hacia un modelo futuro más flexible que haga uso de los nuevos paradigmas. En este sentido, sin citar un portavoz concreto, el Ayuntamiento explica en un comunicado que “la solución propuesta nos permite ofrecer un servicio de TI sostenible con reducción de costes operativos y eficiencia energética; una mayor calidad, fiabilidad, control y reducción de los riesgos operacionales debido a la introducción de mecanismos como la microsegmentación o la automatización; una mayor agilidad para el despliegue de infraestructura mejorando la experiencia de usuario y permitiendo despliegues rápidos y consistentes, y con capacidad de extensibilidad o hibridación para escalar en el cloud público de forma sencilla”.

Hacia un modelo de cloud híbrida
T-Systems ha planteado un modelo de infraestructura tecnológica con dos centros de datos diferenciados y modelo de redundancia, dada la criticidad de los servicios que dependen del centro de datos y de las aplicaciones alojadas en él.

La solución homogeneiza los servicios necesarios para mejorar el sistema e incrementar su flexibilidad y escalabilidad, preparando a la entidad local para evolucionar hacia la nube híbrida.