Aumenta la preocupación sobre la obsolescencia programada de los dispositivos móviles

  • Actualidad

uso del móvil

La concienciación sobre la necesidad de frenar el impacto medioambiental y económico que suponen los desechos tecnológicos crece. El 98% de los españoles encuestados por Crosscall considera que se precisa un cambio. Uno de los aspectos que más preocupa es la obsolescencia programada, y así lo declaran ocho de cada diez encuestados.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

Los resultados de un estudio de Crosscall, realizado a partir de una consulta entre 1.000 usuarios de dispositivos móviles, muestran que los consumidores españoles apuestan cada día más por el consumo responsable. Ocho de cada diez están preocupados por la obsolescencia programada. Su percepción es que la vida media de los dispositivos móviles está calculada para durar menos de dos años y, de hecho, tres de cada diez afirman que renuevan su dispositivo móvil cada uno o dos años, principalmente por la reducción del tiempo de duración de la batería.

Como explica esta firma especializada en el desarrollo de dispositivos móviles resistentes y adaptados a entornos hostiles, la planificación de la vida útil de un producto implica su pronto recambio sin tener en cuenta las necesidades reales de los consumidores. Esta práctica ha creado un creciente malestar entre los consumidores quienes cada vez alzan más su voz para revertir esta práctica.

La obsolescencia programada en telefonía según los consumidores impacta a nivel económico en el consumidor, pero también tiene una fuerte huella medioambiental por la inmensa cantidad de basura tecnológica que se genera. En este sentido, el estudio de Crosscall revela que el 98% de los españoles demanda un cambio ante esta situación, siendo los principales motivos el ahorro y el gasto personal (58%) y la reducción del impacto medioambiental (40%).

Los resultados del estudio reflejan también que las mujeres (86%) están más convencidas que los hombres (77%) sobre la existencia de la obsolescencia programada por parte de los fabricantes. Además, las mujeres muestran mayor tendencia a opinar que la obsolescencia tiene un impacto medioambiental (41% frente al 38% de los hombres).

Por rango de edad, los tramos superiores difieren más sobre la existencia de obsolescencia programada en los móviles, siendo principalmente los millenials (entre 18 y 35 años) quienes están más de acuerdo con la creencia de que la obsolescencia no es un mito, sino una realidad (86%).

Pocas opciones de reciclaje
Casi la mitad de los encuestados no se considera suficientemente informado acerca de cómo proceder para el reciclaje de su antiguo móvil. Esta desinformación es causa, en parte, de que el 60% de los usuarios directamente no lo recicla, dejándolo guardado en un cajón, frente a casi el 40% de los españoles, más concienciados, que sí recicla su dispositivo llevándolo a un punto limpio o a una tienda. 

Entre aquellos que no reciclan, un 68% reciclaría su móvil si conociera de la existencia de un programa especial para renovar su dispositivo, conocidos como “planes Renove”; y un 54% reciclaría si tuviera más información sobre cómo hacerlo, lo que refleja el gran desconocimiento por parte de los consumidores españoles ante las posibilidades de reciclaje de sus dispositivos móviles. En este aspecto, las mujeres se declaran menos informadas (48%) frente a los hombres (42%), siendo los hombres quienes en mayor proporción (70% versus 60% en el caso de las mujeres) reciclarían si supieran de un plan Renove satisfactorio. 

Por último, de acuerdo con el estudio de esta marca, ante la obsolescencia programada y la enorme y cambiante oferta en el sector de la telefonía, seis de cada diez encuestados estarían totalmente de acuerdo en adquirir marcas más duraderas. Aunque el motivo principal para ello sería reducir sus gastos (75%), casi un 60% compraría marcas más duraderas por conciencia ecológica para reducir residuos.