Hitachi Vantara crece un 6% en España en su último ejercicio fiscal

  • Actualidad

Crecimiento

La filial española de Hitachi Vantara cerró su último ejercicio fiscal con un crecimiento del 6%, sustentando en la venta de sistemas de almacenamiento de gama alta, la evolución de su unidad de servicios profesionales y su fuerte penetración en la banca.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Gestión de riesgos para la mejora de los planes de continuidad de negocio Leer 

Hitachi Vantara, una subsidiaria de Hitachi, cerró su último año fiscal en España con un crecimiento interanual del 6%. Este ha sido un ejercicio “muy positivo” para la compañía, en palabras de Javier Del Álamo, su responsable en el país, quien ha subrayado que “seguimos creciendo en España siendo capaces de entrar en nuevas tendencias y sectores. Estamos aportando valor a las compañías a través de proyectos más complejos y estratégicos que se traducen en una mejora de la productividad”.

Los resultados del ejercicio, que en el caso de esta empresa va de mayo a abril, se deben a la evolución de la empresa en tres áreas: el almacenamiento high-end con el sistema de la serie 5000 y los servicios profesionales tales como analítica de datos, cloud híbrida o IoT, así como su fortaleza en el vertical de banca.

En cuanto al almacenamiento high-end, los sistemas de la serie 5000 llegaron al mercado en septiembre de 2019 y desde entonces ha aumentado la demanda hasta representar el 70% de las ventas de la compañía en España. Respecto a los servicios profesionales, Hitachi Vantara ha crecido en este segmento por encima del 10% debido a la ampliación de la oferta, su alcance y el aumento de la demanda. Y, por último, la banca ha ganado mucho peso dentro de los verticales de Hitachi, ya que la compañía está aprovechando su posición de mercado para renovar las plataformas de los clientes y ayudarles en la modernización y transformación de sus Data Centers.

Las apuestas para el nuevo año fiscal
Este ejercicio la filial española se va a centrar en dos áreas estratégicas. Por un lado, en las ventas al sector público y, por otro, el ‘mid-market’, donde engloba a empresas con una facturación de entre 20 y 1.000 millones de euros. Muestra de su apuesta por este tipo de empresas, la firma creará un centro de competencia comercial en Barcelona, desde el que dará soporte a toda Europa. El trabajo está ya avanzado, ya que, en los últimos tres meses, ha contratado a unas 40 personas aproximadamente para cubrir las necesidades de personal especializado y dentro del centro.