Tecnología y RR.HH, ante el reto de preparar a las empresas para el trabajo híbrido

  • Actualidad

Cisco - trabajo hibrido

La irrupción de la pandemia ha supuesto una evolución en la forma de trabajo, hacia entornos híbridos o distribuidos, que supone un gran cambio en el modelo laboral. Ahora tiene que asentarse para que sea un éxito a largo plazo, y supone un reto organizativo, en el que el papel de los departamentos de Tecnología y de Recursos Humanos será vital.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer 

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

En un entorno de trabajo híbrido, los trabajadores esperan flexibilidad, accesibilidad y seguridad, mientras las empresas se esfuerzan por satisfacer las crecientes necesidades tecnológicas ante la demanda de un entorno flexible e inclusivo. Este modelo, que está cambiando el modelo de trabajo, exige una evolución tecnológica y, al mismo tiempo, que se adopten políticas políticas flexibles, redefinir la cultura empresarial y mejorar la gestión para garantizar la equidad entre trabajadores remotos y presenciales. Por tanto, estos datos, recogidos en el primer Índice de Trabajo Híbrido de Cisco, sugieren que las organizaciones de TI y Recursos Humanos van a tener un importante peso en garantizar que estos cambios tienen un final positivo.

De este ínidice, que nace con una periodicidad trimestral, se extraen una serie de puntos a tener en cuenta para ambos departamos a la hora de implantar esta forma de trabajo.

Para Recursos Humanos
- Reuniones en movilidad. Antes de la pandemia, los trabajadores utilizaban los dispositivos móviles para conectarse a sus reuniones el 9% de las veces. El trabajo híbrido ha triplicado esta cifra hasta el 27%.

- Índice de rotación. El 64% de los encuestados consideran que la posibilidad de trabajar a distancia influye directamente en su deseo de permanecer o no en la empresa. Sin embargo, menos de la mitad (el 47%) creen que tendrán la opción de tele-trabajar en los próximos 6 a 12 meses.

- Flexibilidad y bienestar. La gran mayoría de trabajadores y gerentes consultados ven la salud y el bienestar personal como factores tan imprescindibles como los acuerdos de trabajo flexibles.

- Inclusión y participación. En el 98% de las reuniones hay al menos un participante remoto, lo que aumenta la necesidad de inclusión para que todos los compañeros, presenciales y remotos, se sientan en igualdad de condiciones. Además, no todos participan por igual, planteando cuestiones sobre el compromiso, la eficacia y vías alternativas de interacción.

- Acceso al trabajo y al talento. El 80% de los consultados consideran que la conectividad móvil 5G y Wi-Fi 6 facilita el acceso al trabajo híbrido, mientras las empresas pueden buscar los mejores talentos con independencia de la ubicación.

Para TI
Las redes domésticas son parte crítica de la red empresarial. El crecimiento de los dispositivos de los tele-trabajadores es dos veces más rápido que el de los routers de las empresas.

- Incremento de ciberataques. Desde el inicio de la pandemia, los intentos maliciosos de acceso remoto han crecido un 240%. Sólo en septiembre de 2021, los trabajadores híbridos recibieron más de 100 millones de amenazas diarias en el correo electrónico, subrayando la importancia de la seguridad centrada en el usuario.

- Colaboración, la tecnología más relevante. Las aplicaciones de Colaboración se han convertido en las más monitorizadas por los departamentos de TI, por delante del acceso seguro y las aplicaciones de productividad (más supervisadas al inicio de la pandemia).

- La IA facilita el trabajo híbrido. De julio a septiembre de 2021, el uso de inteligencia artificial en las reuniones de vídeo ha crecido más del 200%, incluyendo funcionalidades de reducción de ruido, traducción y transcripción automáticas, reconocimiento de gestos y encuestas/sondeos, facilitando así la participación de las personas en las reuniones.

- Retorno a la actividad presencial en ciertos sectores. En los últimos seis meses, los dispositivos que se conectan a redes Wi-Fi corporativas han aumentado un 61%. Este crecimiento está liderado por la enseñanza superior, los servicios profesionales y la hostelería.