El tráfico de datos en Madrid aumentó un 50% en 2021

  • Actualidad

Redes, Trafico, Internet, Digital

Por segundo año consecutivo, el tráfico de datos registrado en el punto de intercambio de DE-CIX en Madrid ha aumentado un 50% en los últimos doce meses, si bien al comparar las cifras con los datos anteriores a la pandemia este porcentaje de crecimiento asciende al 114%. A nivel mundial, se incrementó un 20%.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

El tráfico de datos ha aumentado considerablemente en todo el mundo, y así lo constatan los datos de operador global de puntos de intercambio de Internet, DE-CIX, que ha informado de que, durante el año pasado, se intercambiaron más de 38 exabytes de datos en los puntos de intercambio de Internet de la compañía. Esta cifra equivale a la capacidad de almacenamiento de más de 300 millones de teléfonos inteligentes, cada uno con 128 GB de almacenamiento. En comparación con 2020 y el inicio de la pandemia de COVID-19, la cifra ha aumentado en torno al 20%. Ese año el flujo total de datos fue de 32 exabytes.

Además, por segundo año consecutivo, el pico de tráfico de datos registrado en el punto de intercambio de DE-CIX en Madrid ha aumentado un 50% en los últimos doce meses meses, y si se toma como referencia el inicio de la pandemia, este porcentaje de crecimiento asciende al 114%. A finales de enero del año pasado se consiguió superar la barrera de los 600Gbit por segundo y el pico de tráfico actual se sitúa en 897Gbit por segundo.

Como explica Theresa Bobis, directora regional del Sur de Europa de DE-CIX, "en general, 2021 deja niveles elevados de tráfico de datos en todo el mundo, pero más estable que las cifras de 2020, aunque sigue creciendo de forma constante tal y como hemos registrado en nuestra red de interconexión".

A corto plazo, es más que probable que el tráfico de datos siga creciendo, por el auge de las videoconferencias y el consumo de más entretenimiento en casa a través de las plataformas de streaming o videojuegos.