Capgemini abrirá centros de servicios de diseño de semiconductores en toda Europa

  • Actualidad

Ley Europea de chips 5

Capgemini ampliará sus servicios en el diseño de semiconductores en Europa para los clientes de Intel Foundry Services. La iniciativa contribuirá a reforzar la capacidad de producción de semiconductores de nueva generación en Europa, en línea con los objetivos estratégicos de la Ley Europea de Chips

Capgemini ha anunciado sus planes para abrir centros de servicios de diseño de semiconductores en toda Europa para apoyar el programa de Intel en la fabricación de chips y servicios de diseño del ecosistema.

La consultora, que es miembro fundador de la nueva Alianza de Servicios de Diseño de Aceleradores Intel Foundry Services (IFS), que tiene como objetivo proporcionar a los clientes de IFS una gama completa de servicios en materia de diseño de chips, fabricación y ecosistema de semiconductores.

Capgemini creará centros de diseño en Europa con el objetivo de proporcionar recursos compatibles con el mismo huso horario y soporte para los clientes europeos de IFS. Los centros iniciales en Francia y Portugal reunirán a los equipos de diseño de chips y software integrado. Según informa sus equipos podrán encargarse de los diseños de chips de menos de 7nm, “más exisgentes para la última generación de productos de alto rendimiento e ‘inteligentes’ para cualquier mercado.

Los servicios de ingeniería de silicio disponibles para los clientes de IFS incluirán diseño de chips end-to-end, servicios de migración de procesos que permitan a las empresas trasladar los diseños de IP o SoC (System on a chip) para su fabricación en nodos y procesos IFS, validación posterior de los diseños una vez fabricados, así como servicios de ingeniería de productos y de chequeo de compatibilidad con el software integrado, placa y hardware del sistema para que los clientes puedan adaptar sus chips en el desarrollo de productos para los mercados finales.

La iniciativa contribuirá a reforzar la capacidad de producción de semiconductores de nueva generación en Europa para apoyar a las empresas regionales y generar resiliencia en las cadenas de suministro de semiconductores europeas, en línea con los objetivos estratégicos de la Ley Europea de Chips