Ford renuncia al PERTE para fabricar vehículos eléctricos en Valencia

  • Actualidad

Fabricacion vehiculo

A pesar de que en el mes de junio Ford anunció que había elegido la planta de Almussafes, en Valencia, para fabricar vehículos eléctricos, la compañía acaba de renunciar al PERTE (y a 106 millones de euros de financiación), aunque mantiene su compromiso con la planta española.

Fue el pasado mes de junio cuando Ford anunció que había elegido la planta de Almussafes, en Valencia, para ensamblar vehículos basados en una arquitectura de vehículos eléctricos de nueva generación propia de Ford. Con esta decisión, más la inversión que va a realizar en Colonia (Alemania), la compañía mostraba su apuesta por los vehículos electrónicos.

Dos meses después, la firma anuncia que no va a participar en el PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación económica) para el vehículo eléctrico y conectado, renunciando así a 106 millones de euros de los fondos europeos.

Esta decisión se ha adoptado, según publica Invertia, tras comprobar que no puede cumplir con "las condiciones previstas en el acuerdo del consorcio". La decisión ya se habría comunicado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El retraso en sus planes para Europa sería la causa principal por las que Ford ha decidido no aprovechar el PERTE. A pesar de esta decisión, la compañía ha querido mostrar su compromiso con la planta de Valencia asegurando que “las operaciones de Ford en España siguen siendo una parte fundamental de nuestra estrategia para Europa” y destacando su intención de continuar cooperando con el Gobierno de España y las autoridades de la Comunidad Valenciana para “buscar oportunidades de financiación adicionales”.