Solo una de cada diez empresas aprovecha al máximo el potencial de la nube

  • Cloud

cloud nube empresa

Las empresas que están sacando el máximo potencial de cloud solo son un discreto 10%, según un informe de Minsait. Sin embargo, un 80% considera que capturar todo ese potencial es fundamental para conseguir la flexibilidad estratégica y operativa, imprescindible para garantizar su permanencia en un escenario de cambio.

Solamente el 10% de las de más de 100 empresas en cinco ámbitos críticos (comercial, core, operaciones en tiempo real, corporativos, ecosistemas de datos y puestos de trabajo), analizadas por Minsait, cree estar sacando el máximo provecha al potencial que ofrece la nube, pero capturarlo es clave para su competitividad y, como ha explicado, Luis Abril, consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait, "esa captura pasa por llevar a la nube y modernizar los sistemas tecnológicos que soportan el conjunto de las operaciones en la organización, para poder anticipar diferentes escenarios y facilitar la adaptación del modelo de negocio ante cambios en las fuentes de suministro, los modelos de fabricación, los mercados objetivo y las variaciones de la demanda, ganando en flexibilidad".

De hecho, el informe Ascendant Madurez Digital 2022, dedicado a cloud, concluye que el rediseño estructural de los procesos de negocio, así como la transición a la nube del mapa completo de sistemas e infraestructuras que le dan apoyo, serán los protagonistas absolutos de la próxima ola de transformación digital de empresas y Administraciones públicas. Así lo piensan el 80% de las compañías, y el mismo porcentaje cree que dar ese paso les permitirá ganar flexibilidad estratégica y operativa, ante el complejo contexto geopolítico que estamos viviendo. Otros beneficios son la mejora del time to market, la seguridad, la automatización, la estandarización de procesos y la facilidad en la expansión internacional de los negocios.

Sin embargo, pese a que mayoritariamente comparten esta visión, solo un 40% de las empresas ya incluye las iniciativas de modernización y crecimiento en la nube como pilares de su actual plan estratégico, aunque el estudio de Minsait estima que porcentaje que llegará al 80% en un par de años.

Además, estas iniciativas de evolución cuentan con el apoyo de la alta dirección en el 74% de los casos, pero la realidad es que, a día de hoy, solo el 16% de las organizaciones cuenta con dotación presupuestaria ad hoc para impulsarlas estas iniciativas, y un 46% no tiene aún líderes definidos. Otras carencias relevantes son la falta de talento especializado, que reconoce un 59%, y la escasa alineación entre las áreas de negocio y tecnología, que asume un 55% de las organizaciones, así como la ausencia de planes globales a nivel de compañía.

Madurez de los diferentes sistemas por áreas
Los datos recabados en el informe ponen de manifiesto que, efectivamente, son pocas las compañías que se han lanzado plenamente a modernizar los sistemas que soportan el corazón de sus operaciones, debido, entre otros factores, al riesgo percibido por el cambio tan drástico que supone en la operativa y en el núcleo de sus sistemas. De hecho, el 65% de las organizaciones aún tiene sus sistema core en entornos tradicionales, no digitales,.

Por eso, la mayoría se ha adaptado a los nuevos escenarios de forma aislada y coyuntural, no como una estrategia global de negocio. En este sentido, se han producido avances significativos en la modernización de los puestos de trabajo, acelerada por la pandemia, con un 58%; en los sistemas comerciales, con un 50%; y los económico-financieros, con un 36%. Los ámbitos de información y los relacionados con el dato tienen también un grado de modernización en general más elevado, pues se entiende que la relación riesgo-beneficio es más gestionable: algo más de un 41% de las empresas afirma tener modernizados los ecosistemas de datos, destacando la flexibilidad y capacidad de escalar que les proporciona la nube para la gestión y el tratamiento de la información.

Por sectores
El análisis de los diez sectores analizados (Administraciones públicas, industria, consumo y retail, construcción, banca, otras entidades financieras, seguros, energía, telecomunicaciones y media) revela que las empresas más avanzadas en iniciativas de modernización y crecimiento en nube son las d telecomunicaciones y energía, que muestran altos niveles de madurez en casi la totalidad de los sistemas. En el caso concreto de energía, el 91% de las empresas ha implementado sistemas modernizados; y en el de telecomunicaciones, a pesar del avance reflejado, todavía debe consolidar las actividades en curso para alcanzar una estrategia integrada. Junto a ellos, el sector de media ha dado grandes pasos para responder a un perfil de consumo digital cada vez más exigente y donde la agilidad y los modelos de gestión del dato son claves para mantener a los consumidores.

A medio camino se quedan la banca u otros proveedores de servicios financieros, mientras que otros sectores más retrasados son construcción, industria y servicios, consumo o seguros donde, si bien hay claros intereses para llevar a cabo la modernización de los sistemas tecnológicos, aún no han tomado la delantera en los procesos de decisión al más alto nivel. En última instancia, se sitúan las Administraciones públicas, de las que solo el 13% ha modernizado sus sistemas y apenas el 47% tiene entre sus prioridades el evolucionarlos. La falta de recursos humanos, la obsolescencia tecnológica o los miedos para adaptar los procesos más críticos son sus principales limitaciones.

En el cruce entre sectores y sistemas, los resultados son dispares pero apuntalan las conclusiones previas. Para los sistemas comerciales, el nivel de madurez de telecomunicaciones, energía y construcción es elevado, medio para seguros, medios de comunicación, industria y banca, y bajo para consumo y Administraciones públicas. En los sistemas core, los únicos avanzados son telecomunicaciones y energía, seguidos de seguros con un nivel medio. Todos los demás cuentan con un nivel de madurez bajo. Los ecosistemas de datos muestran igualmente avanzados a telecomunicaciones y energía, mientras seguros y banca están en un nivel bajo y el resto en un nivel medio. En cuanto a los sistemas corporativos, el único avanzado es energía, siendo bajos consumo y Administraciones públicas y el resto en la media. Las operaciones en tiempo real solo han sido objeto de análisis para industria, que se encuentra en un nivel medio, y telecomunicaciones y energía, que se encuentran en el nivel bajo. El puesto de trabajo es el más avanzado entre todos los sectores, con un nivel de madurez alto en construcción, energía, industria, consumo, seguros y telecomunicaciones, y medio en el resto.

Estos resultados evidencian que la decidida apuesta estratégica por parte de la dirección hacia las iniciativas de crecimiento y modernización en la nube necesita de un fuerte impulso en forma de cierre de acuerdos, dotación de recursos, búsqueda de talento y definición de planes de gestión y seguimiento para llegar a buen puerto.

La definición y el seguimiento de planes de modernización tampoco están normalizados: se constata ausencia de planes de recursos globales que tengan en cuenta las diferentes actividades del proceso de modernización (63%) o de planes globales de migración y convivencia para los sistemas legados vs cloud (77%), o modelos de gobierno cloud (57%).

A nivel de ciberseguridad hay un foco relevante en la seguridad del dato, área en la que el 80% de las compañías han diseñado mecanismos de supervisión, si bien de cara a la transición a la nube el 57% no cuenta actualmente con planes de seguridad ni con CSF (cyber strategy framework).