Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece el empleo femenino, de más edad y con más estudios

  • En cifras

mujer con tablet

¿Cómo está evolucionando el empleo en 2018? Según el último Índice ManpowerGroup habrá un empleo más femenino, migrante, de mayor edad y con estudios medio-altos. Casi un 90% del crecimiento del empleo se concentra en la franja de edad entre 34 y 64 años.

Según las previsiones del último Índice ManpowerGroup “El crecimiento del empleo en 2018: sectores y perfiles”, habrá un mayor aumento del empleo femenino (2,7%), entre las franjas de edad comprendidas entre los 35 y los 64 años y sobre todo con educación media (3,4%) y alta (3,1%). Por otro lado, se registra también una creciente evolución del empleo migrante (4,0%).

“A pesar de la progresiva feminización del empleo en España, ya que desde el año 2013, ha avanzado más que el empleo masculino, en términos absolutos el nuevo empleo estaría ocupado por más hombres (222.000 puestos) que mujeres (209.000 puestos) en 2018”, destaca el estudio. “Al mismo tiempo, sigue la mejora de la ocupación entre el colectivo de edad entre 35 y 64 años (2,6%), que aporta casi el 90% al crecimiento del empleo, frente al colectivo más joven (1,4%), de edad comprendida entre 16 y 34 años. Los jóvenes continúan reduciendo su peso sobre el empleo total, desde el 40,3% en 2007 al 25,5% de finales de 2017. Además, se registra una tendencia creciente de nueva ocupación entre los perfiles con educación media y alta”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital. 

En este sentido, nueve de cada diez nuevos empleos que se creen en 2018 requerirán un nivel educativo medio (230.000 puestos) o superior (169.000 puestos). De modo que la ocupación en niveles altos ya supera en un 14% los valores previos a la crisis. En cambio, y según el estudio, los ocupados con niveles de estudios bajos reducen su peso (0,5%), reflejando una contracción próxima al -30% desde 2007.

Desde la perspectiva de las características del empleo, las conclusiones del estudio también avanzan que el nuevo empleo acentuará su componente asalariado (2,4%), a jornada completa (2,4%), para ocupaciones de trabajadores cualificados (2,5%) y con contratos temporales (4,2%).