Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

CaixaBank impulsará su transformación digital en los próximos tres años para ser más eficiente

  • Estrategias digitales

CaixaBank

La entidad financiera ha situado la transformación digital como parte fundamental de su plan estratégico 2019-2021 que acaba de presentar. Su idea es impulsar el uso de tecnologías y metodologías que le den la flexibilidad que necesita para ser más eficiente. Además, quiere mejorar la experiencia del cliente.

La entidad ha colocado como primer eje de sus esfuerzos ofrecer la mejor experiencia al cliente, apoyada en una aceleración de la transformación digital. En este ámbito va a evolucionar el modelo de atención para adoptarlo a los cambios de hábitos de la sociedad. En este sentido impulsará la banca omnicanal y aumentará hasta 600 sus ‘stores’, a través de las cuales quiere ofrecer una atención más personalizada.  

Y esa aceleración de la transformación digital también se traducirá en los procesos internos para ser más eficientes y flexibles. Para ello, potenciará “el uso de nuevas tecnologías y nuevas metodologías de trabajo permitirán aumentar la flexibilidad de la estructura tecnológica, manteniendo un entorno seguro”, explicó en un comunicado. 

La digitalización ha pasado a ser clave en la evolución de la entidad y así lo dejó claro el consejero delegado del banco, Gonzalo Cortázar, quien explicó que “la transformación digital es una herramienta muy valiosa que nos permitirá ofrecer la mejor experiencia a nuestros clientes, incrementar la productividad de nuestros empleados y reforzar nuestra posición de liderazgo”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Estas son las dos primeras líneas estratégicas de su plan a tres años, que se completan con la intención de promover una cultura centrada en las personas, ágil y colaborativa; generar una rentabilidad atractiva para los accionistas, manteniendo la solidez financiera, y ser referentes en gestión responsable y compromiso con la sociedad. Las iniciativas en este ámbito promueven la transparencia con los clientes; la cultura y la inclusión financiera; la acción social y el voluntariado; y la financiación sostenible. 

Como parte del plan estratégico, sus dirigentes también han informado del cierre entre 2018 y 2021 de 821 oficinas en núcleos urbanos, y de una reducción de plantilla.