Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La digitalización de la cadena de suministro, un auténtico dilema empresarial

  • Estrategias digitales

almacen cadena suministro

Un estudio así lo pone de relieve: existe una brecha entre las expectativas que tienen las empresas cuando acometen su digitalización y la realidad de lo que consiguen. La mayoría tienen problemas para que sus proyectos pasen de la fase de pruebas y, aún así, es una prioridad hacerlo.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

El estudio del Instituto de Investigación de Capgemini, titulado “The digital supply chain’s missing link: focus”, identifica un brecha entre lo que las empresas creen que les ofrecerá la digitalización de su cadena de suministro y lo que realmente consiguen. La mitad de ellas sitúa esa transformación entre sus tres principales prioridades, pero también reconocen que tienen dificultades para conseguir que sus proyectos pasen de la fase de pruebas.

¿Qué está ocurriendo? Las empresas encuestadas tienen una media de 29 proyectos digitales de la cadena de suministro en las diferentes fases de diseño, prueba de concepto o piloto, y solo un 14% ha conseguido sacar adelante al menos una de sus iniciativas con una implementación en diferentes ubicaciones o a gran escala.

El análisis señala que los esfuerzos de las empresas están demasiado dispersos y no se centran lo suficiente en las prioridades estratégicas. Las compañías que han sacado iniciativas adelante satisfactoriamente tenían una media de 6 proyectos en la fase de prueba de concepto, mientras que aquellas que aún no lo han conseguido tienen una media de 11.

También es notoria la diferencia en lo relativo a procedimiento y metodología entre las empresas que han conseguido implementar iniciativas digitales de la cadena de suministro y las que no. La amplia mayoría de las sociedades que han sacado adelante estos proyectos tienen un procedimiento establecido para evaluar el éxito de los proyectos piloto (87% frente al 24%) y tienen directrices claras para priorizar aquellos proyectos que necesitan inversión (75% frente a 36%).

Aquellas que han llegado a digitalizar esta área de negocio, reconocen que han aumentado los ingresos en un 94% de los casos, que es uno de los beneficios que esperan obtener cuando deciden poner en marcha la iniciativa. En este sentido, más de tres cuartas partes (un 77%) de las empresas señalaron que sus inversiones en la cadena de suministro vienen motivadas por el interés en ahorrar costes; otras causas citadas con frecuencia son el aumento de los ingresos (56%) y el apoyo a nuevos modelos de negocio (53%).

Por geografías, la digitalización de la cadena de suministro es una de las principales prioridades de las empresas, especialmente en Reino Unido (58%), Italia (56%), Países Bajos (54%) y Alemania (53%). De los nueve países estudiados, España es el segundo en que menos interés suscita, ocho puntos por debajo de la media (42%), sólo por delante de Francia (39%) y por detrás de India y Suecia (ambos con 46%).