Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Empresas de diferentes sectores lanzan una solución para el coche conectado

  • Estrategias digitales

Coche conectado - MasMovil

La colaboración de Grupo MásMóvil, Caser Seguros y RCI Bank and Services ha dado como resultado Drivus, una solución para el coche conectado que combina entretenimiento, conectividad y elementos que aumentan las seguridad de los conductores.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Grupo MásMóvil, Caser Seguros y RCI Bank and Services han lanzado “Drivus”, una solución para el coche conectado pensada para “atender las nuevas necesidades de movilidad y mejorar la experiencia de los conductores y sus acompañantes”, dicen sus promotores.

El sistema, que se llama Drivus, integra coberturas aseguradoras y servicios de muy diferente tipo. Entre ellos destacan detección preventiva de averías, geolocalización del vehículo, interacción con las redes de concesionarios y talleres oficiales, registro de hábitos de conducción y oferta de soluciones de movilidad personalizadas, extracción de combustible en caso de error, envío del duplicado de llaves en caso de pérdida o señalización de los mejores puntos de la ruta. También incluye WiFI para una conexión permanente a Internet y para el disfrute de servicios multimedia.

En el apartado de seguridad, incorpora sistema E-call, que en caso de accidente activará el protocolo de emergencia automáticamente garantizando la máxima seguridad; Detección inteligente de colisiones; gestión proactiva del contacto con el 112; alertas por desplazamientos no consentidos (robo/grúa).

La solución, que hace del vehículo un punto de acceso a Internet, está compuesta por un dongle o dispositivo electrónico conectado al puerto OBD del vehículo, y una app que incorpora los servicios y funcionalidades indicadas, y, tanto su instalación en todo tipo de automóviles, como su uso para cualquier persona, resultan extremadamente sencillos.