Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Magdalena Valerio cree necesario garantizar los derechos digitales de los trabajadores

  • Estrategias digitales

Magdalena Valerio

Las TIC están siendo la base de las empresas digitales y la base todo el cambio ha venido propiciado por la conexión en cualquier momento y lugar. La titular en funciones del Ministerio de Trabajo, Magdalena Valerio, ha puesto el foco en la necesidad de reflexionar sobre el uso en las empresas de las tecnologías porque hay que "garantizar los derechos digitales de los trabajadores".

Durante su participación en las VIII Jornadas de Derecho Laboral de Guadalajara el pasado viernes, Valerio destacó que la duración y distribución de la jornada de trabajo y su adaptación a las nuevas tecnologías, así como la conciliación de la vida laboral y familiar son "temas de suma importancia en el contexto actual y son retos de futuro del marco normativo laboral".

Según la ministra, el registro diario de jornada recientemente implantado contribuye a conseguir un control efectivo de las horas de trabajo, lo que contribuirá a que se respeten los derechos laborales del empleado. "El objetivo es salvaguardar el derecho de las personas trabajadoras a ejercer su actividad laboral en un tiempo previsible y a una retribución proporcional, permitiendo además la conciliación de la vida laboral y personal", sostuvo.

La Organización Internacional del Trabajo también aboga por ampliar la soberanía sobre el tiempo de trabajo, lo que implica reflexionar también sobre el uso en la empresa de las tecnologías de la información y la comunicación "que permiten que se trabaje en cualquier lugar, en cualquier momento", y, por esta razón, a medida que la revolución digital avanza "se impone la necesidad de trabajar para garantizar los derechos digitales de todos los trabajadores y trabajadoras".

En este punto, la ministra mencionó el protocolo recientemente firmado con la autoridad de protección de datos española, la AEPD, cuyo  objetivo es dar a conocer y difundir entre organizaciones empresariales y sindicales las responsabilidades penales, civiles, laborales y de Seguridad Social y administrativas de la difusión de imágenes, vídeos o audios en el entorno laboral, cuando se refieran a datos especialmente sensibles a través de Internet.

También se mostró partidaria de que sean los empleadores quienes establezcan, con la participación de los representantes de los trabajadores, los criterios de utilización de los dispositivos digitales, en lo que se refiere al tiempo, la protección de la intimidad o los usos autorizados.

Todos estos cambios deben reflejarse en un nuevo marco normativo ajustado a las nuevas realidades. En este sentido, dijo que "una de las principales tareas de la futura legislatura con independencia del gobierno que se forme, será la elaboración y redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI", ya que, como recordó, el marco normativo laboral está compuesto principalmente por una ley del año 1980.