Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cinco secretos para convertirse en líderes en innovación

  • Estrategias digitales

Innovacion

Aunque la mayor parte de las empresas comprende la importancia de la innovación para el crecimiento y el éxito, la mayoría no ejecuta de forma efectiva sus ideas. Esta es una de las conclusiones del estudio Become 2020, que surge del trabajo conjunto de Mastercard y Harvard Business Review Analytic Services, que desvelan cuáles son las claves para innovar.

Mastercard y Harvard Business Review Analytic Services (HBRAS) han desvelado los resultados de la primera edición del estudio sobre innovación Become 2020, un completo trabajo que incluye, por un lado, el Business Innovators Index, que recoge los 100 casos más representativos de estrategia, entornos y comportamientos de innovación y, por otro, las conclusiones de las entrevistas realizadas a más de 1.000 ejecutivos.

Esta investigación revela que, aunque la mayor parte de las empresas comprende la importancia de la innovación para el crecimiento y el éxito, la mayoría no ejecuta de forma efectiva sus ideas. Por eso, da las claves que las compañías pueden asumir, ejecutar o reinventar en su camino hacia la innovación y que son las siguientes:

- La velocidad importa: los innovadores deben pensar en trimestres y semanas, no en años. Casi todos los líderes más innovadores (96%) aportan nuevas ideas y soluciones al mercado con rapidez, frente al 17% de los más rezagados.

- Los datos son el acelerador: los verdaderos innovadores extraen sus conclusiones de muchas fuentes de información, ya que la intuición empresarial no es suficiente. De hecho, el 73% de los líderes utiliza fuentes de información tanto internas como externas.

- Prioriza la innovación hoy: no se puede retrasar la innovación. Casi el 90% de los líderes prioriza sus esfuerzos hasta en los niveles más altos de las empresas. Esto ayuda a definir el presupuesto adecuado y a asegurar la implicación necesaria para alcanzar resultados más allá de una mejora progresiva.

- La cultura cuenta: las empresas deben empoderar a sus trabajadores para actuar como emprendedores. Esto genera una cultura dispuesta a correr riesgos y da lugar a un flujo más rápido de ideas, como ha comprobado un 84% de los líderes más innovadores.

- Centrarse a toda costa: casi la mitad de los consumidores afirma que espera de las empresas el desarrollo de nuevos productos, servicios y propuestas que se ajusten a sus necesidades. Las empresas deben, por lo tanto, priorizar las ideas rompedoras o, de lo contrario, arriesgarse a quedarse atrás.