Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La falta de escala limita los beneficios de la digitalización entre los productores de petróleo

  • Estrategias digitales

petroleo energia

Un nuevo estudio de Accenture indica que las compañías de refino incrementan su inversión en tecnologías digitales, pero necesitan mayor escala y ritmo. El sector reconoce su impacto positivo en la planificación y ejecución de la producción, pero la resistencia a la adopción supone una barrera para conseguir un despliegue más amplio.

Las empresas del sector petrolífero continúan aumentando su inversión en tecnologías digitales, a pesar de que deben capitalizar por completo su inversión en las mismas. Esta es la principal conclusión que se extrae del estudio sobre el tema que ha realizado Accenture por tercer año consecutivo, a raíz de una encuesta realizada a 145 profesionales y directivos del sector.

e las respuestas se desprenden que se han reducido los márgenes operativos impulsados por las tecnologías digitales. Concretamente, el número de compañías de refino que declararon haber conseguido un incremento superior al 10% decreció del 11% al 3%; aquellas que afirmaron haber obtenido un margen de entre el 7% y el 10% cayó del 19% al 11%; y en las que supuso una mejora de entre el 2% y el 6% el porcentaje se redujo del 46% al 38%.

Las mejoras en este ámbito han venido propiciadas por la analítica avanzada de datos (62%) ha sido la que más mencionadas ha tenido en el top tres de los encuestados, seguida por las plataformas (46%) y por los sensores de IoT y edge computing (43%).

En cuanto al valor que las tecnologías digitales aportan al negocio, el 28% de los consultados estiman que en torno a los 5 millones de dólares o más y solo el 3% afirman que el valor es de 100 millones de dólares, en comparación con el 6% de 2018.

El estudio sugiere que los desafíos de conseguir escala para las iniciativas digitales a través de una base de activos están impidiendo a las compañías del sector lograr el potencial absoluto que puede ofrecer lo digital.

Siguen invirtiendo
Pese a ello, el gasto en digital continúa creciendo de manera similar a como lo lleva haciendo en los últimos años, así un 56% de los encuestados afirman estar “invirtiendo más” o “considerablemente más” en tecnologías digitales de lo que invertían hace un año. Sobre las áreas de negocio que están teniendo un impacto más positivo gracias a dichas tecnologías, la planificación y ejecución de la producción (59%) ha sido la más mencionada, seguida por el mantenimiento y fiabilidad (50%) y por proyectos de capital e ingeniería (30%).

Además, se están volviendo cada vez más realistas respecto a la valoración de sus capacidades digitales. Según el informe, el 44% de los encuestados consideraron que las tecnologías digitales y su uso en las operaciones de refino pueden considerarse maduras o semi maduras, por debajo del 48% que lo señaló el año pasado.

El estudio indica que, como ocurre con la mayoría de los programas de transformación, las personas son el pilar fundamental para alcanzar el éxito. Sin embargo, el número de compañías de refino que afirman que existe resistencia por parte de sus empleados y de la cultura organizativa, y que ésta supone una barrera para lograr un despliegue digital más amplio, ha crecido considerablemente este año (48%), respecto al pasado (33%). De acuerdo con el informe, para lograr el éxito digital en las operaciones, es fundamental abordar la última etapa de la transformación digital garantizando una mayor, a la vez que desafiante, adopción a lo largo de la organización.

El documento también sugiere que en el futuro habrá una integración de las tecnologías operativas y de la información. En este sentido, el 83% están yendo hacia esa convergencia que incluye un cambio de rol de las TI, creando nuevas estructuras organizacionales para lo digital, la formación comités directivos, la creación de una nueva posición ejecutiva, y combinado todo esto.