Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Open X, el nuevo modelo de colaboración entre la banca y los nuevos entrantes

  • Estrategias digitales

Open banking

La banca abierta está evolucionando hacia 'Open X', un entorno en el que bancos y entidades no tradicionales unen sus fuerzas para ofrecer servicios bancarios integrados con experiencias digitales en otras facetas de la vida de los clientes. No prepararse para este nuevo escenario supondrá perder oportunidades, según un estudio.

El World Retail Banking Report, realizado por Capgemini y Efma, pone de manifiesto una serie de problemas de los bancos en relación con la experiencia que ofrecen a sus clientes quienes al final no ven sus expectativas cumplidas, y esto puede llevarles a elegir a nuevas empresas que ofrecen servicios financieros, ya sean bigtech o startups.

Para los autores de este informe, es importante que la banca de retail evolucione hacia un nuevo modelo de colaboración con los nuevos actores y que se conviertan en lo que denominan “Incentive Banks”, entidades inteligentes y preparadas para colaborar de manera efectiva con fintech. Estos bancos rompen los silos de datos y crean servicios digitales alrededor de experiencias a través de una colaboración fluida con terceros. Y es que, según el estudio, “el modelo de banca abierta está evolucionando para transformarse en “Open X”, entorno en el que bancos y entidades no tradicionales unen sus fuerzas para ofrecer servicios bancarios integrados con experiencias digitales en otras facetas de la vida de los clientes”.

Open X será la manera en que los bancos ofrecerán la experiencia del cliente en el futuro, y no prepararse para ello ahora tendrá como consecuencia la pérdida de oportunidades y de cuota de mercado, dice el estudio.

En este escenario, los bancos deben seleccionar estratégicamente a aliados que complementen sus carteras de productos, mejoren la prestación del servicio, aumenten las ventas y, desde luego, trabajen de manera colaborativa. Utilizar la colaboración como palanca de negocio al tiempo que se consolidan los puntos fuertes tradicionales puede crear una poderosa ventaja en la era del Open X.

Avanzar en este modelo significa que los bancos necesitarán cambiar la forma en que abordan los aspectos fundamentales de su actividad. En este sentido, el estudio dice que deben abandonar su política centrada en productos y pensar en proporcionar una gran experiencia global a sus clientes.

Los bancos necesitan, por tanto, acercarse al mercado actual, que comparten con nuevos actores, buscando alianzas y no encerrándose en sus proyectos internos y cerrados de innovación. Además, el estudio les recuerda que la forma de mejorar la experiencia de la última milla es tener en cuenta el bienestar financiero global de los clientes.