Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Comisión, a punto de presentar su estrategia para un enfoque europeo de la inteligencia artificial

  • Estrategias digitales

inteligencia artificial_security

La Comisión prevé presentar su estrategia para un enfoque europeo de la inteligencia artificial este miércoles. Preocupa el uso de la tecnología y se quiere garantizar la protección de los consumidores.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La inteligencia artificial (IA) es una tecnología en alza que, sin duda, va a tener un amplio recorrido, pero también es necesario adaptar las normativas para garantizar los derechos de los consumidores. Europa es consciente de su relevancia, pero sus diferentes instituciones están trabajando para que su aplicación no perjudique ni colisione con otros derechos importantes.

En este sentido, este miércoles la Comisión prevé presentar su estrategia para un enfoque europeo de la IA, justo un día antes de que el Consejo se reúna con carácter extraordinario.

Esta estrategia podría estar en línea con la resolución del Parlamento Europeo de la semana pasada, en la que los europarlamentarios señalaron que La UE debe garantizar la protección de los consumidores ante la extensión del uso de la inteligencia artificial y la toma automatizada de decisiones.

La Eurocámara reconoció el potencial innovador de las decisiones automatizadas y los nuevos servicios que posibilitan, como los asistentes virtuales y los chatbots (robots para gestionar conversaciones), pero también pidieron que, al interactuar con estos sistemas, los consumidores deben recibir información sobre su funcionamiento, la posibilidad de contactar con una persona con poder de decisión y sobre cómo verificar y corregir las decisiones del sistema.

Según la resolución, “esos sistemas sólo deben utilizar conjuntos de datos no sesgados y de calidad, así como algoritmos explicables e imparciales”. Además, tienen que contar con estructuras de revisión para remediar posibles errores en las decisiones automatizadas y los consumidores han de disponer de mecanismos para solicitar la revisión y rectificación humanas de aquellas decisiones automatizadas que sean definitivas y permanentes.

Para ello, los eurodiputados reclaman un plan de evaluación de los riesgos asociados a la IA y la toma automatizada de decisiones y un enfoque común en la UE para aprovechar los beneficios de esos procesos y mitigar los riesgos.