La sostenibilidad es la principal tendencia mundial en 2021 para un 22% de los fabricantes

  • Estrategias digitales

Sostenibilidad IDC

2020 fue un punto de inflexión para la sostenibilidad para la industria en su conjunto, según IDC, que ha constatado que se ha producido un cambio de percepción que deja atrás las buenas intenciones. Según uno de sus estudios, el 22% de los fabricantes consideran que la sostenibilidad es la principal tendencia mundial en 2021.

La experta de IDC en el sector industrial, Maggie Slowik, sostiene que la fabricación sostenible ha dejado una buena intención para los fabricantes en 2020, ya que la pandemia ha acelerado la urgencia de abordar esta cuestión, y hoy el 22% de los fabricantes consideran que la sostenibilidad es la principal tendencia mundial. “Lo irónico es que muchas empresas se volvieron más sostenibles de la noche a la mañana durante la pandemia, sobre todo porque se volvieron remotas. Y, por tanto, ahorraron emisiones de CO2 relacionadas con los desplazamientos, lo que demuestra que el cambio rápido es posible”, asegura en un post publicado por IDC Research España. https://www.blog-idcspain.com/utilizacion-de-ti-para-una-fabricacion-sostenible/

Pero este primer paso necesita de un cambio en la forma de operar de las empresas y afecta al diseño de diseño de los productos de forma que se pueda pasar de una economía lineal a una circular, en la que los “puedan ser fácilmente mantenidos, reparados, actualizados, renovados para un segundo uso o finalmente reciclados”.

En el camino que tienen que recorrer, la tecnología es clave y, en este sentido, el 96% de los fabricantes afirman que sus inversiones en tecnología digital han mejorado sus resultados en materia de sostenibilidad medioambiental, en particular la inteligencia artificial, la nube, el IoT y los gemelos digitales. “Las aplicaciones a medida, con la nueva capacidad de construir aplicaciones de bajo código/no código, también están democratizando los datos y aportando agilidad al proceso de construcción de un marco sostenible”, asegura.

El cambio afecta también a las cadenas de suministro. Por ejemplo, Alemania acaba de regular, mediante una ley, que los fabricantes serán responsables de las violaciones de los derechos humanos en sus cadenas de suministro, y normativas como esta harán que se invierta en digitalización para garantizar la visibilidad y trazabilidad en los procesos de toda el ciclo de valor.