El software será un elemento diferenciador para los fabricantes de automóviles

  • Estrategias digitales

coche conectado

La transformación impulsada por el software será un diferenciador clave para los fabricantes de automóviles en la próxima década. Así lo concluye un estudio del Instituto de Investigación de Capgemini, que estima que las funciones y los servicios basados en el software constituyan un mercado de 640.000 millones de dólares en 2031.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

La transformación impulsada por el software ayudará a las fabricantes de vehículos a ganar un 9% más de cuota de mercado con respecto a sus competidores, según este nuevo informe de Capgemini. El software le proporcionará ventajas significativas en los próximos cinco años en áreas como la mejora de la productividad hasta un 40%, la reducción de los costes (37%) y una mayor satisfacción del cliente (23%).

El informe destaca que la mitad de los OEMs (51%) espera ser conocidos por proporcionar características de software, como los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), la autoconducción, la conectividad y los servicios, tanto como por su excelencia en ingeniería automotriz en los próximos cinco a diez años. Además, de media, la proporción de vehículos nuevos, por OEM, que funcionen con una plataforma de software unificada y común aumente del 7% en 2021 al 35% en 2031.

Pese a estos datos, hay muchos retos por delante, ya que la madurez en área clave sigue siendo baja. De hecho, el 45% de los OEMs no ofrece actualmente ningún servicio conectado, y sólo el 13% está monetizando los servicios conectados en su beneficio.

Según esta investigación, la mayoría de los fabricantes de equipos originales (71%) se encuentra en las fases iniciales de su transformación impulsada por el software, y ha identificado únicamente las áreas de aplicación. Sólo el 28% ha implementado un piloto o una prueba de concepto basada en casos de uso para avanzar en la transformación en áreas específicas. El estudio concluye que sólo el 15% de los fabricantes de equipos originales se considera "frontrunner" (o altamente maduros) en este ámbito.

El éxito, de acuerdo con Capgemini, requiere un conjunto especial de habilidades y capacidades respaldadas con la visión para llevar a cabo la transformación y el dominio de las áreas operativas y obtener así resultados sólidos. Los fabricantes de equipos originales más avanzados creen que los ingresos basados en el software representarán el 28% de sus ingresos totales en 2031.

Nuevas arquitecturas, ecosistemas y asociaciones estratégicas
Para aprovechar las ventajas del software y obtener una ventaja competitiva, los fabricantes de equipos originales tendrán que abandonar la arquitectura tradicional. En la actualidad, el 93% de los OEMs tiene una arquitectura de vehículo tradicional, mientras que sólo el 13% tiene planes para desacoplar y separar el despliegue de la arquitectura de hardware y software estrechamente integrada. Esto se traduce en un mecanismo ineficaz para las actualizaciones de software over-the-air (OTA) y puede reducir el ritmo de innovación de los OEMs.

La investigación reveló que los ejecutivos del sector esperan que la producción de nuevos vehículos que soportan servicios conectados y actualizaciones OTA se triplique del 11% al 36% en los próximos cinco años, pero sólo el 4% de los OEMs proporciona actualmente algún tipo de actualización OTA, lo que sugiere que se necesita un mayor esfuerzo si los OEMs quieren aprovechar el crecimiento potencial.

Los fabricantes tendrán también que establecer asociaciones estratégicas con proveedores de servicios de software y tecnología para ofrecer valor en toda la cadena de valor del software de automoción. Los OEMs también necesitarán una sólida estrategia de ecosistema para establecer y ampliar eficazmente las asociaciones con el fin de lograr la estandarización de la arquitectura, así como la recopilación, el uso, la propiedad y el procesamiento de los datos del vehículo y del consumidor.

El estudio repara también en los desafíos del sector en dos áreas, la propiedad de los datos y la ciberseguridad. En este sentido, casi la mitad de los fabricantes de equipos originales tiene dificultades para recopilar datos y convertirlos en información procesable, y menos del 10% cree estar bien preparado para aplicar medidas de ciberseguridad. En cambio, al 60% le resulta difícil asegurarse de que los productos de los proveedores cumplen la normativa de seguridad y ciberseguridad.

En este apartado, la investigación señala que los OEMs deben centrarse en madurar y monetizar los servicios de seguridad y protección, ya que los clientes quieren estas soluciones y están dispuestos a pagar por ellas.

Por otro lado, a medida que evolucionen las necesidades de los clientes, los fabricantes de equipos originales tendrán que mejorar la capacitación de gran parte de su personal actual en materia de software y nuevas formas de trabajar. En la actualidad, los OEMs se enfrentan a un déficit de competencias del 40-60% en áreas como la arquitectura de software, la experiencia en la gestión de la nube y la ciberseguridad, y existe una necesidad creciente de capacidades de software en el sector.

Recomendaciones del estudio
-- 
La construcción de una visión y una estrategia centradas en el software para la organización.

-- El aprovechamiento de las cadenas de herramientas de software y la metodología ágil para fomentar una mayor colaboración entre las unidades organizativas.

-- El establecimiento de asociaciones estratégicas a largo plazo con proveedores de software, tecnología y servicios en las fronteras clave del software.

-- El esfuerzo por alcanzar la excelencia en el software mediante la creación y retención de talentos en el ámbito del software.

-- El aprovechamiento del poder de los datos para hacer posible vehículos, operaciones y servicios inteligentes.

-- La definición de una hoja de ruta clara para la arquitectura de software de vehículos de próxima generación y estandarizada.