Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

"Las AA.PP. están haciendo sus pinitos en cloud; aún les queda mucho para normalizar esa compra" (José Miguel Muñoz, Kalaman)

  • IT Televisión

La contratación pública representa alrededor de 20% del PIB de España, lo que convierte a las Administraciones Públicas en uno de los principales motores de la economía y en cliente objetivo para cualquier tipo de industria. Desde hace tiempo, lo es para el sector TI, pero con los avancen en su digitalización, lo es aún más.


Documentos relacionados: 

• La Administración Digital en España

• Licitaciones TI en 2018

• Radiografía de los procedimientos de contratación pública en España

 

Las agendas digitales de las diferentes administraciones públicas en España han generado numerosos ingresos para los proveedores de tecnología, si bien, los cambios de gobierno actúan, con frecuencia, como freno de las inversiones públicas en todos los ámbitos. No obstante, parece que la importancia de avanzar en la digitalización de las AAPP está haciendo que, pese a las mudanzas políticas, los objetivos se mantengan en el horizonte y, con ellos, las inversiones en TI. De hecho, pese a la situación política de nuestro país en el primer semestre del año, el volumen de licitaciones ha sido elevado, acelerándose incluso algunas adjudicaciones tecnológicas. Para José Miguel Muñoz, director de desarrollo de negocio de Kalaman Consulting, empresa especializada en licitaciones TIC públicas, “paradójicamente, se ha dado un volumen alto en el primer trimestre similar a otros periodos de año en el que no ha habido elecciones”.

Para Muñoz, quien además de ser responsable de desarrollo de negocio en Kalaman, dirige el Foro de Colaboración Público-Privada en Tecnología e Innovación, la transformación digital en la administración pública, “todavía es una asignatura pendiente a nivel general. Existen iniciativas en algunos organismos que están dando los pasos para abordar una auténtica transformación en el “cómo” se hacen las cosas aplicando para ello la tecnología. Pero, algunos de los frenos para que esto arranque de verdad es la falta de motivación para realizarlo, a diferencia de las organizaciones privadas, que les supone ser más competitivos. Otra razón es la falta de esponsorización interna que pueden encontrar para llevar adelante el proceso y, finalmente, el permitirles pensar a medio/largo plazo en lugar de corto, como es lo habitual”. Sigue leyendo en IT User Julio