Las empresas del sector TIC, las que mejor cumplen con la sostenibilidad y los principios ESG

  • Opinión

economia circular sostenibilidad

Bill Gates acaba de publicar su libro "How to Avoid a Climate Disaster: The Solutions We Have and the Breakthroughs We Need", anunciado el 15 de febrero de 2021. La lucha contra el cambio climático es un tema de moda, además de una necesidad. Y Bill Gates, fundador de Microsoft, es una de las pocas personas que modulan la agenda global. En gran parte, la solución propuesta por Bill Gates a los problemas de la humanidad tiene un fuerte componente tecnológico. Medio ambiente, en inglés, empieza por E (Environment), una de las tres letras que forman el acrónimo "ESG" que guía la actividad de las grandes empresas, especialmente tecnológicas y los grandes inversores institucionales. Las otras dos letras significan Sociedad (S) y Gobierno Corporativo (G): ESG.

Tribuna de opinión de Jorge Díaz-Cardiel, socio director de Advice Strategic Consultants

Este acrónimo -ESG- fue la temática que abordaron en el Foro de Davos (World Economic Forum) algunos de los principales líderes empresariales TIC del mundo: Satya Nadella (CEO de Microsoft), Jeff Bezos (fundador de Amazon), Sundar Pichai (presidente y CEO de Alphabet, holding que agrupa Google y You Tube entre otras empresas tecnológicas), Tim Cook (CEO de Apple), Ginni Rometty (presidenta no ejecutiva de IBM hasta abril de 2021), y Marc Benioff (CEO de y fundador de Salesforce). Benioff, además, publicó en 2020 un libro titulado “Trailblazer” en que aborda la ESG, como Bill Gates en el suyo, pero poniendo más énfasis en la S de Sociedad que en la E de Environment.

El común denominador de las ideas de estos líderes empresariales (sin lugar a dudas exitosas: Apple, Amazon, Alphabet, Microsoft y Salesforce son cinco de las diez empresas más valoradas del mundo: facturación, beneficios, valor en bolsa etc) es la creación de un capitalismo de nuevo cuño, que incluya los principios de la ESG en su ADN. Es buena prueba de la influencia de los gestores empresariales de empresas tecnológicas que, además de hablar de digitalización, transformación digital y tecnologías de la información como catalizadores del cambio económico (que fue el objeto de su discurso entre 2016 y 2020), impulsen ahora a gobiernos, instituciones mundiales y sociedad en general a crear un nuevo orden mundial (empezando por el empresarial) que tenga en cuenta de manera esencial la ESG.

Insistimos: de 2016 a 2020, los principales líderes empresariales del mundo (que son todos TIC y algún despistado de sectores vinculados a las TIC, como “Media and Entertainment”) nos hablaron de la digitalización como motor del cambio hacia un nuevo modelo económico, empresarial y social; la llamada Cuarta Revolución Industrial. Desde 2020 y, sobre todo, en 2021, las mismas personas y empresas complementan aquel mensaje con un otro humanista, que es la traducción filosófica de los principios de la ESG.

¿Cómo se mide la ESG? Es decir, ¿cuáles son las métricas de la contribución y cumplimiento de esos principios de Cuidado del Medio Ambiente, Compromiso con la Sociedad y Excelencia en el Gobierno Corporativo? Una forma, por ejemplo, muy personal de hacerlo la expusieron en Davos, Satya Nadella (Microsoft) y Sundar Pichai (Alphabet-Google): vincular el salario de los directivos al cumplimiento de dichos principios. Ambos propusieron un número concreto: 15% de su remuneración variable.

Otra manera, son los índices que miden el cumplimiento de los parámetros de la ESG. Son muy importantes porque, como destacan los inversores institucionales, “cada vez más, las decisiones de invertir en una compañía o en otra no dependen solo de la generación de buenos resultados, sino del cumplimiento con excelencia de la ESG”, suele decir Larry Fink, Chairman y CEO de BlackRock uno de esos grandes inversores y, además gran defensor de la ESG. En 2021, en su carta anual a accionistas y en la dirigida a sus clientes, pone énfasis en la reducción a 0 de emisiones de dióxido de carbono en 2050 y en la necesidad de que las empresas estrechen lazos y comunicación con todos sus stakeholders y grupos de interés (sociedad, S). Larry Fink no está solo: Howard Marks (Oaktree Capital Management); Ray Dalio (Bridgewater), David Salomon (Goldman Sachs), Stephen Schwarzman (Blackstone), entre otros. Estos inversores emplean miles de analistas que estudian los índices de sostenibilidad y el desempeño de las empresas, antes de invertir en ellas. Todas las compañías tecnológicas antes mencionadas obtienen excelentes calificaciones en los índices que vamos a enumerar: Apple, Amazon, Microsoft, Aphabet-Google, Salesforce, IBM y otras. Las filiales de estas multinacionales en España, lógicamente, han de cumplir también con esos parámetros.

La empresa española tecnológica que destaca en el mundo, por la incorporación a su gestión empresarial de los principios de ESG, es Cellnex Telecom. Cuando salió a bolsa en mayo de 2015, su consejero delegado, Tobías Martínez, dejó claro que “la ESG no era una opción” para la compañía que dirige. Tanto es así que, en estos más de cinco años, Cellnex Telecom ha obtenido buenas calificaciones en los índices de Sostenibilidad internacionales y, además, esas calificaciones están por encima de la media de las empresas de su sector, que es doble: el de Telecomunicaciones, por un lado, y el de la Gestión de Infraestructuras de Telecomunicaciones Inalámbricas, en que es líder europeo, “gracias a la gestión empresarial, la internacionalización exitosa, el performance del valor en Bolsa y la aplicación de prácticas de ESG”. Puede leerse en los informes de los bancos inversores (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankinter, Banco Sabadell y Bankia), en España y, también, los internacionales: J.P. Morgan, Goldman Sachs y Morgan Stanley, Wells-Fargo entre otros.

Los índices de sostenibilidad internacionales más importantes que estudian minuciosamente esos inversores antes de invertir en empresas tecnológicas son los siguientes:

- Dow Jones Sustainability Index: “bolsa” de varios índices de sostenibilidad que integran a compañías que cotizan en bolsa y tienen un alto desempeño en ESG.

- FTSE4Good Index Series: mide la aplicación de los ESG en las prácticas empresariales.

- Sustainalytics: ayuda a los inversores con el desarrollo y la implementación de estrategias de inversión responsables, evaluando ESG, los índices y la información de cada empresa.

- Standard Ethics Indices: punto de referencia para medir con trazabilidad la apreciación en los mercados financieros de los principios de la Unión Europea, OCDE y Naciones Unidas en materia de sostenibilidad, gobierno corporativo y responsabilidad social corporativa.

El sector tecnológico digital es el más fiel cumplidor de estos índices que, por extensión, han desarrollado modelos para cada sector económico de actividad. Pero, hay consenso en que el sector tecnológico es el más importante, por su efecto transformador en la economía y marcador de tendencias empresariales; es el sector que más destaca por el cumplimiento de los principios ESG y es el ámbito empresarial que marca el camino a seguir: transformación digital y capitalismo humanista que cuida el medio ambiente, la sociedad y el gobierno corporativo de las grandes empresas de todo el mundo.

Jorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de miles de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una veintena de libros, sobre economía, innovación, digitalización y éxito empresarial. Es Premio Economía 1991