Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El FBI: China quiere reemplazar a EEUU como la superpotencia más grande del mundo

  • Seguridad

Estados Unidos China

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado cargos contra dos ciudadanos chinos al considerar que estos habrían participado en una campaña global de hackeo con el fin de robar secretos tecnológicos y propiedad intelectual de empresas, además de los datos personales de más de 100.000 miembros de la armada de Estados Unidos.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Concretamente, y según la CNBC, Zhu Hua y Zhang Shilong han sido acusados ​​de conspiración para cometer “intrusiones informáticas y fraude electrónico”, así como por robo de identidad con agravantes. Estas acciones habrían formado parte de una serie de campañas que tenía el objetivo de robar información tanto a Gobiernos y empresas. Las campañas se habrían prolongado durante dos años.

Las acciones se llevaron a cabo por los grupos " Advanced Persistent Threat 10" o "APT10", así como por " Red Apollo" y "Stone Panda". Los acusados habrían robado información de, al menos, 45 compañías tecnológicas, entre ellas tres compañías de tecnología de comunicaciones, tres compañías "involucradas en la fabricación de sistemas electrónicos avanzados", una compañía de tecnología marítima, una compañía de petróleo y gas y al menos otras 25 empresas relacionadas con la tecnología; además de agencias gubernamentales estadounidenses, como el Laboratorio Nacional del Departamento de Energía y el laboratorio de propulsión a chorro de la NASA.

Las autoridades también los han acusado de operar de manera conjunta con el Gobierno chino. Es más, según Rod Rosenstein, vicefiscal general, “a China le resultará difícil fingir que no es responsable de esta acción”.

Christopher Wray, director del FBI ha asegurado que estas acusaciones demuestran que "el objetivo de China, en pocas palabras, es reemplazar a Estados Unidos como la superpotencia mundial más grande del mundo”.

 

TAGS Seguridad