El 73% de las empresas cree muy probable ser víctima de un incidente de seguridad

  • Seguridad

Ciberataque, Hacker

El 73% de las empresas consultadas por Eset cree que es muy probable que sean víctimas de un incidente relacionado con la seguridad. Por eso, no es de extrañar que el 81% de los directivos esté pensando en enfoques tecnológicos en los que se prioriza a la ciberseguridad y el 72% ya esté invirtiendo de forma activa en nuevas tecnologías para mejorar la seguridad de sus finanzas.

Recomendados: 

Demostración de un ataque dirigido a entornos OT Webinar

Ciberseguridad industrial, protegiendo las redes IT y OT Leer 

Ciberseguridad orientada al futuro Leer 

Nada menos que cuatro de cada cinco empresas a escala mundial confían en que sus profesionales, sobre todo aquellos que realizan tareas relacionadas con las finanzas o las transacciones comerciales de la organización, tienen los conocimientos suficientes y la tecnología adecuada para mitigar cualquier ciberriesgo mientras trabajan desde casa, según un estudio llevado a cabo por Eset, en el que han participado 1.200 directivos sénior de diferentes industrias en todo el mundo.

En parte, según los autores, esta percepción puede deberse al incremento de la formación y la concienciación sobre ciberseguridad llevadas a cabo en los últimos años, pero también “puede ser fruto de una falsa y excesiva sensación de confianza”, subraya la compañía.

Además, puede resultar contradictoria que el 73% de las empresas consultadas admita que es muy probable que sean víctimas de un incidente relacionado con la seguridad. Entre ellas, las firmas de análisis e investigación (un 93% de ellas) y de finanzas y banca (un 87 %) son las más pesimistas.

En todo caso, lo que sí deja patente el estudio es que, desde que comenzó la pandemia hace ya un año y se produjo una ampliación del perímetro empresarial a proteger con el auge del trabajo a distancia, es que la ciberseguridad se ha convertido en una de las prioridades para las organizaciones. En este sentido, el 81% de los directivos está pensando en enfoques tecnológicos en los que se prioriza a la ciberseguridad y el 72% está ya invirtiendo de forma activa en nuevas tecnologías para mejorar la seguridad de sus finanzas.

Pavol Balaj, director del segmento corporativo de la firma, lo resume diciendo que “la adopción masiva del teletrabajo ha alterado el panorama de las amenazas. Los criminales han encontrado nuevas oportunidades y, por eso, es clave que todos los profesionales de la organización estén equipados con el conocimiento y las herramientas esenciales para detectar y prevenir una fuga de datos o un ciberataque. La ciberseguridad no puede ser pasada por alto, y por eso el estudio de ESET refleja la necesidad de una inversión continuada en ciberseguridad”.