Netskope introduce mejoras en su arquitectura SASE al integrar capacidades RBI nativas

  • Seguridad

Netskope RBI SASE

Netskope acaba de actualizar su plataforma de servicio de acceso seguro en el borde (SASE), Security Cloud, mediante la integración de la tecnología de aislamiento remoto del navegador (RBI), fruto de la adquisición de la compañía Randed el año pasado.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

La adquisición el año pasado de la firma española Randed, especialista en aislamiento y seguridad, permite a la compañía anunciar mejoras importantes en Netskope Security Cloud. La empresa ha integrado la tecnología RBI (Remote Browser Isolation o aislamiento remoto del navegador) en su plataforma SASE de forma nativa. Con esta integración podrá ofrecer un acceso fácil y seguro (confianza cero) para todos los usuarios.

Según explica la compañía, simplifica el uso de RBI para los sitios web requeridos mediante una acción de política de "aislamiento" dentro de su nube segura, proporcionando una plataforma, una consola y un motor de políticas para facilitar la administración.

Aportaciones de RBI a la plataforma de Netskope
La tecnología RBI dirigida convierte los sitios web no categorizados y de riesgo para la seguridad (entre el 6 y el 8% de todas las solicitudes web) en una transmisión en streaming de píxeles como imágenes para los usuarios. Asimismo, elimina los scripts activos y las posibles amenazas web, protegiendo así a los usuarios de la descarga inadvertida de código malicioso mediante la ejecución de una aplicación web en la nube segura de Netskope -en lugar de descargarla en el endpoint de los usuarios- sin ninguna interrupción de la experiencia de usuario.

Otra ventaja clave del RBI dirigido es el bloqueo de las cargas y descargas de archivos y la desactivación de la actividad de copiar/pegar/imprimir para los sitios web no categorizados y de riesgo para la seguridad, a fin de reducir los riesgos de perdida de datos y de amenazas. El RBI nativo de Netskope está totalmente constituido y se integra con un control de políticas de "aislamiento" para el tráfico web deseado, eliminando la complejidad de las configuraciones de proxy de reenvío.

Por último, la inspección online con descifrado TLS incluye el tráfico de usuario para la web, los servicios SaaS gestionados, las aplicaciones de Shadow IT, los servicios de nube pública y las aplicaciones personalizadas de cara al público en la nube pública.