Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Amazon Web Services se prepara para futuras expansiones en Suecia

  • Actualidad

AWS Amazon

El mayor proveedor de servicios de almacenamiento y computación en la nube acaba de anunciar la compra de nuevos terrenos cerca de Estocolmo, que servirán para ampliar en el futuro la región cloud que acaba de abrir en la capital sueca. Con este movimiento se prepara para afrontar la creciente competencia que se está generando en el país, al que han llegado otros grandes proveedores del sector.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Tras el reciente anuncio de la apertura de una nueva región cloud de AWS en Suecia, la compañía ha anunciado la compra de dos nuevos terrenos en las inmediaciones de Estocolmo, que servirán para las futuras ampliaciones de su infraestructura en el país. Se trata de una parcela de 21 hectáreas en Katrineholm, que ha costado 52,5 millones de coronas suecas (5,8 millones de dólares), y otra de 12,3 hectáreas en Eskilstuna, por valor de 30,7 millones de coronas (3,4 millones de dólares).

Las localizaciones coinciden con lugares en los que la compañía ya opera centros de datos, que corresponden a dos de las tres zonas de disponibilidad de su nueva región cloud. La tercera instalación que ya está operativa está en Västerås. Según ha dicho Anna Gissler, CEO en funciones de Stockholm Business Region, esta compra, tan pronto después de abrir la nueva región de AWS, “envía una fuerte señal de que el mercado de los centros de datos se está desarrollando con mucha fuerza en la región de Estocolmo, y de que nuestra región es un fuerte punto de atracción para los inversores internacionales”.

Por ahora no se conocen los planes concretos de Amazon con respecto a estas parcelas, pero su ubicación no deja lugar a dudas. Además, teniendo en cuenta la reciente adquisición de Microsoft de unos terrenos de 130 hectáreas cerca de Estocolmo para su futura expansión en el país, y la propiedad de 109 hectáreas que Google tiene en Avesta, para la que también se prevé un futuro centro de datos, cabe esperar que AWS expanda pronto la capacidad de su región cloud.

En los últimos años, los países nórdicos están atrayendo las inversiones en centros de datos de los grandes proveedores en la nube. Su especial climatología favorece el ahorro en sistemas de refrigeración, y su apuesta por las energías renovables apoya las nuevas estrategias “ecológicas” de estas compañías. Además, son los países que más están creciendo en la transformación digital en el ámbito europeo, y están mejorando sus infraestructuras de interconexión con el resto de Europa y otras regiones clave del mundo, como Estados Unidos.

Por ello, se están convirtiendo en una buena base para extender sus operaciones en el continente, mejorando el rendimiento y la velocidad en el acceso a los datos, y reduciendo la latencia en la entrega de servicios en la nube. Además, su localización permite cumplir mejor con las obligaciones que impone la normativa GDPR sobre la ubicación de los datos de los ciudadanos y negocios europeos.