Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Solo se denuncian el 41% de las malas conductas en el trabajo

  • Actualidad

people personas

Gartner dice que solo se notifican un 41% de las faltas de conducta que se producen en el trabajo; el resto se observan pero nunca se notifican, lo que genera problemas para la empresa.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Cerca del 60% de las malas conductas laborales no se denuncian, pero hacerlo es “cada vez más aceptable, en parte por la mayor atención social y política que rodea a casos de alto perfil”. Ésta es la opinión de Vidhya Balasubramanian, vicepresidenta del grupo de investigación de legal y cumplimiento de Gartner.

En su opinión, la mayoría de las personas todavía no denuncian los casos de mala conducta que presencian, principalmente porque temen represalias. Además, falla la información de la que disponen sobre cómo hacerlo, si se tiene en cuenta que solo el 14% de los informes sobre conducta indebida se realizan a través de los canales oficiales, que suelen ser los equipos de cumplimiento o de RRHH. La mayoría, en cambio, un 68% de los casos se reportan al jefe directo, y solo dos tercios de ellos se sienten preparados para manejar una denuncia de mala conducta, sea cual sea su tipo.

Estos datos, como apunta Gartner, evidencian que los responsables de garantizar un comportamiento adecuado en el lugar de trabajo solo están viendo una pequeña parte de los casos de mala conducta que se producen y, por tanto, difícilmente van a aportar soluciones.

Sin embargo, esta cuestión influye mucho en la percepción que el empleado tiene de su empresa.

“La idea de que menos de la mitad de todas las faltas de conducta nunca se denuncie,  debería causar alarma e impulsar la acción en los niveles más altos de muchas organizaciones”, dice la experta de Gartner.

De hecho, de no hacerlo, pueden estar en riesgo de incumplimiento de regulaciones que pueden tener importantes consecuencias si no se abordan adecuadamente.