Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Amazon reconoce que conserva las conversaciones con Alexa 'para siempre'

  • Actualidad

Asistente Digital_Amazon Echo

Ha sido en una carta enviada por Brian Huseman, vicepresidente de Política Pública de Amazon, a Christopher Coons, senador de Estados Unidos, donde se ha reconocido que Amazon guarda todas las conversaciones que los usuarios mantienen con Alexa, su asistente vritual, hasta que estos deciden eliminarlas.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Amazon guarda por defecto todas las conversaciones que los usuarios mantienen con Alexa. Así lo ha reconocido Brian Huseman, vicepresidente de Política Pública de Amazon, en una carta enviada el pasado 28 de junio al senador estadounidense Christopher Coors.

Aunque la carta comienza asegurando que para Amazon “la confianza del cliente es nuestra máxima prioridad”, destacando que son conscientes de que es necesario “obtener la privacidad adecuada para cumplir con nuestros requisitos y con las altas expectativas de nuestros clientes”, reconoce que guarda “las grabaciones de voz y las transcripciones de los clientes” por defecto y no se eliminan hasta que el cliente lo decida.

En este sentido, Huseman explica que los usuarios de Alexa “pueden revisar, escuchar y eliminar las grabaciones de voz asociadas con su cuenta”, utilizando la función historial de voz, disponible en la aplicación y en el Centro de Privacidad de Alexa. “Cuando un cliente elimina una grabación de voz”, también se borran “las transcripciones asociadas con la cuenta del cliente” tanto de la petición como de la respuesta, “de todos los sistemas primarios. También realizamos un esfuerzo continuo para garantizar que esas transcripciones no permanezcan en ningún otro sistema de almacenamiento de Alexa”, aunque reconoce que guardan “otros registros de interacciones”, entre los que se incluyen “acciones que Alexa adoptó en respuesta a la petición del cliente”.

Además, asegura que “cuando un usuario interactúa con aplicaciones de terceros para Alexa, el desarrollador de esta app podría también mantener registros de la interacción” y confirma que la compañía tampoco elimina los datos de compras realizadas desde Alexa ni otras funciones como las alarmas o las citas del calendario, ya que “los usuarios ni desean ni esperan” que se borren estos registros de voz y que Alex “no pudieran llevar a cabo su tarea”.

Huseman recuerda que Alexa fue diseñada para “ser cada vez más inteligente”, algo que se consigue “a través de los servicios cloud de Amazon” entre los que se incluyen el software de aprendizaje automático. “Nuestros sistemas de reconocimiento de voz y de lenguaje natural utilizan máquinas y aprenden a adaptarse a los patrones de habla y vocabulario de los clientes. Para funcionar bien, los sistemas de aprendizaje automático deben capacitarse utilizando datos del mundo real”. Es decir, Amazon utiliza las grabaciones “para mejorar Alexa y la experiencia de cliente”.

Eso sí, el vicepresidente de Política Pública de Amazon explica que "ningún audio se envía a la nube a menos que el dispositivo Echo detecte el comando de desbloqueo”.