Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El descenso de los precios de los chips de memoria hace que el beneficio de Samsung se reduzca a la mitad

  • Actualidad

Samsung

Samsung es otra de las compañías tecnológicas que acaba de dar a conocer sus resultados económicos correspondientes al segundo trimestre de este año. Durante este periodo la compañía ha visto cómo su beneficio se reducía un 53% debido, según la firma, al descenso de los precios de los chips de memoria.

8.646 millones de dólares. Éste es el beneficio que ha logrado Samsung durante los seis primeros meses del año, tal y como ha informado la propia compañía, y que se traduce en una caída del 55%. A pesar de esto, Samsung ha logrado “mejorar” el descenso del beneficio en el segundo trimestre (entre abril y junio la caída se situó en el 53%) en comparación con el primero, periodo en el que vio reducir sus ganancias en un 56,9%.

En total, los ingresos de Samsung durante el primer semestre del año alcanzaron los 91.805 millones de dólares, lo que supone un descenso del 8,8% en comparación con el mismo periodo del año anterior. En cuanto a los ingresos del segundo trimestre, estos superaron los 47.480 millones de dólares, un 4% menos que en el mismo periodo de 2018.

En un comunicado, Samsung ha culpado a “la debilidad y la disminución de los precios en el mercado de chips de memoria”, los cuales “persistieron a medida que continuaron los efectos de los ajustes de inventario por parte de los principales clientes”. Estos factores han sido determinantes en los resultados que ha obtenido la firma “a pesar” de que se ha producido ·una recuperación limitada de la demanda”.

De cara al segundo semestre del año, Samsung espera un crecimiento de la demanda, aunque ve “volatilidad en la industria en general” debido “a las crecientes incertidumbres externas”.

Los chips de memoria, que se utilizan en smartphones y servidores, constituyen uno de los principales negocios de Samsung.