Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas apuestan por los proyectos IoT en sus procesos de digitalización

  • Actualidad

IoT Internet

Internet de las Cosas se está convirtiendo en clave en los procesos de transformación digital de las organizaciones. De hecho, gran parte de las empresas tienen presupuestos asignados a proyectos con esta tecnología por las oportunidades que generan, pese a reconocer que los proyectos y su soporte tienen elevados costes y que hay un déficit de habilidades en este campo.

Según la séptima encuesta anual de IDC sobre inversión en Internet de las Cosas y las oportunidades y desafíos relacionados con esta tecnología, son pocas las empresas que no tienen asignados presupuestos para proyectos de IoT. Su adopción crece pese a que las empresas creen que su coste es elevado y tienen que enfrentarse a la escasez de habilidades y a otros retos.

Este informe, realizado a partir de una encuesta realizada a responsables de tomar decisiones de TI y de distintas líneas de negocio de empresas de seis sectores en 29 países, concluye que la inversión en IoT va a más y, de hecho, el 85% de los encuestados tiene un presupuesto asignado para proyectos con esta tecnología. Además, pese a la creencia de que las unidades de negocio manejan la mayoría del presupuesto, los departamentos de tecnología controlan gran parte, especialmente porque los costes continuos de soporte a estas iniciativas no son intrascendentes.

Los proyectos que priman son los destinados a mejorar la productividad o la calidad del producto, y a optimizar costes. Se observa también, según los autores, que mejorar la seguridad se está convirtiendo en un impulsor clave si se compara con ediciones previas del estudio.

Con todo, las empresas siguen lidiando con el déficit de personal con habilidades en esta tecnología, cuestión que forma parte del trío de los principales desafíos que enfrentan las compañías, solo por detrás del precio de los proyectos y las preocupaciones en torno a la seguridad.

Otra de las conclusiones del informe es que los fallos en los proyectos se detectan rápido y eso permite reconducirlos. En este sentido, el 56% de las iniciativas no exitosas se localizan a los pocos meses, lo que permite reconducirlos o fijar nuevos objetivos.