Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

GMV gana un contrato con BMW

  • Actualidad

GMV-BMW

GMV desarrollará tecnologías avanzadas de posicionamiento preciso y seguro para la nueva generación de vehículos autónomos de BMW Group. Con este contrato, el grupo tecnológico español refuerza su posición en este mercado.

La tecnológica GMV ha resultado adjudicataria de un contrato para desarrollar de una solución de posicionamiento por satélite (GNSS) preciso e íntegro para la nueva generación de vehículos autónomos del grupo BMW.

La solución tecnológica de la multinacional española se va a desarrollar por primera vez en los vehículos autónomos de BMW, a la que ofrecerá un software de posicionamiento que calcula la posición del vehículo y otras magnitudes, utilizando algoritmos avanzados que ha desarrollado GMV y que incluyen elementos ya patentados. Dichos algoritmos han sido especialmente modificados y adaptados para cumplir con los requisitos de seguridad y prestaciones del fabricante alemán. Además, como explica en un comunicado, la solución cumplirá “las exigentes normativas de automoción y los más altos niveles de calidad para el desarrollo de software crítico”.

Otro de los componentes clave que proporcionará es un servicio de correcciones globales de navegación por satélite que se ejecutará en una infraestructura segura y que utilizará los datos obtenidos desde una red global de estaciones de seguimiento que la compañía va a desplegar en el marco del contrato.

Con este nuevo proyecto, se reafirma como referente en soluciones de posicionamiento para coches autónomos basadas en sistemas globales de navegación por satélite, área en la que posee un conocimiento fruto de su experiencia en el sector espacial. En este sentido, como explica el director general de Sistemas Inteligentes de Transporte de GMV, Miguel Ángel Martínez Olagüe, “GMV ha estado invirtiendo durante muchos años en las tecnologías GNSS clave que son esenciales para los sistemas de conducción autónoma. Y para nuestra compañía este contrato es una oportunidad única para capitalizar todo ese esfuerzo, al proporcionar un producto con excelentes prestaciones para la industria de la automoción”.