Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

HPE completa la compra de Cray

  • Actualidad

acuerdo alianza global

Hewlett Packard Enterprise ha completado la compra de Cray en los términos que ya dio a conocer el pasado mes de mayo: 35 dólares por acción en efectivo, en una transacción valorada en aproximadamente 1.400 millones de dólares.

El gigante de la supercomputación, Cray, ya es propiedad de HPE, que ve reforzada su posición en este mercado, para el que se pronostica un elevado crecimiento, desde los 28.000 millones de dólares que movió en 2018 a los 35.000 millones en 2021. Tras la operación, su presidente y CEO se incorporará a la compañía para liderar la unidad de negocio de HPC e IA en Hybrid IT.

La explosión de datos está impulsando una expansión importante de la computación de alto rendimiento (HPC), ya que las empresas necesitan aprovechar el potencial de sus datos utilizando soluciones de inteligencia artificial, machine learning y analítica, lo que requiere una gran capacidad de cómputo.

Con HPC como un componente clave de la estrategia de crecimiento de HPE, Cray le refuerza en este mercado. Entre sus planes figura mejorar la oferta ampliando las soluciones que ofrece en IA y HPC; aumentar los recursos de I+D para acelerar el desarrollo de nuevos productos y soluciones, e incrementar sus capacidades de soporte globales en supercomputación.

No cabe duda de que quiere aprovechar el liderazgo a nivel exaescala que tiene Cray, que ha diseñado tres de los diez superordenadores del mundo.

Ambas empresas consideran que tienen una misma visión sobre la supercomputación y que juntas serán más fuertes combinando recursos y generarán más oportunidades de negocio. De hecho, han subrayado que ambas compañías siguen ganando nuevos clientes. En el caso de Cray, ha generado más de 1.500 millones de dólares hasta la fecha en reservas de sus nuevos sistemas Shasta, mientras que HPE anunció recientemente una colaboración a cuatro años con el centro de investigación Ames de la NASA para construir un nuevo superordenador.