Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así es Aitken, el nuevo superordenador de HPE para la NASA

  • Actualidad

NASA - hpc

El superordenador realizará complejas simulaciones para futuras entradas, descensos y aterrizajes en la Luna. Será muy eficiente desde el punto de vista energético, contará con 1.150 nodos, 46.080 cores y una memoria de 221 terabytes.

HPE ha diseñado un nuevo superordenador para el Centro Ames de la NASA que dará soporte a futuras misiones del hombre a la Luna. Aitken, que así se llama en honor al astronauta americano Robert Grant Aitken, trabajará para la misión Artemis prevista para 2024 y realizará complejas simulaciones de gran precisión (a 3,69 petaflops) para futuras entradas, descensos y aterrizajes en el astro. 

Se trata de un desarrollo inicial de una colaboración inicial de cuatro años entre HPE y el centro Ames que tiene diversas fases.

Aitken se basa en el sistema HPE SGI 8600, una plataforma informática de alto rendimiento  que incluye capacidades especiales de refrigeración líquida que le permite una gran eficiencia energética y se encuentra en la nueva instalación de supercomputación modular del centro Ames. En ella ha adoptado un enfoque de Centro de Datos Modulares (MDC) que ha desarrollado con la multinacional tecnológica para ofrecer soluciones avanzadas de supercomputación más eficientes y que reducen el consumo de electricidad y agua de forma considerable.

Esta instalación, que está en Mountain View, en California, trata de combinar la temperatura natural del área de la bahía y métodos de evaporación para enfriar el superordenador y así eliminar la necesidad de tener una torre de refrigeración y millones de litros de agua.

La plataforma de supercomputación SGI integral as capacidades de cómputo, software y red de un conjunto de partners de HPE, entre los que se incluyen procesadores Intel Xeon de segunda generación para rendimiento avanzado, tecnología Mellanox InfiniBand para conseguir un gran ancho de banda en redes, contenedores SmartShelter de Schneider Electric que proporcionan una infraestructura de TI prefabricada fácil de implementar empaquetada dentro de un módulo de datos seguro, preparada para resistir a la intemperie y resistente al fuego para aplicaciones remotas o especiales.

Aitken contará con 1.150 nodos, 46.080 cores y 221 TB de memoria.