Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Gatekeeper, un proyecto tecnológico para ayudar a detectar y tratar enfermedades crónicas

  • Actualidad

Gatekeeper

Se acaba de presentar en Madrid el proyecto Gatekeeper, financiado con 21,3 millones de euros y enmarcado en el programa Horizon 2020 de la Comisión Europea. Es un ejemplo de cómo las tecnologías digitales pueden contribuir a la detección precoz y el tratamiento de enfermedades crónicas. La iniciativa está coordinada por Medtronic Ibérica.

La Comisión Europea ha dado luz verde al proyecto Gatekeeper, que tiene como objetivo conectar a todos los actores del entorno sanitario a través de una plataforma abierta, que permita aprovechar todo el potencial de las nuevas tecnologías para mejorar los servicios sociosanitarios que se ofrecen a una población cada vez más envejecida.

En esta iniciativa son claves tecnologías digitales como Internet de las Cosas, Big Data o Inteligencia Artificial para mejorar la personalización, intervención y detección precoz de enfermedades crónicas cada vez más prevalentes como la diabetes, el ictus o el Parkinson entre otras. 

Gatekeeper cuenta con el apoyo de 43 organizaciones, entre compañías de tecnología sanitaria, institutos de investigación o universidades punteras, proveedores sanitarios y redes europeas e internacionales sobre innovación tecnológica, bajo la coordinación de Medtronic Ibérica, especialista en tecnología, servicios y soluciones médica.  Según su director de Soluciones Integradas de Salud y coordinador del proyecto, Germán Gutiérrez, “la Comisión Europea ha apostado por este proyecto porque representa una aproximación innovadora para afrontar los retos a los que se enfrenta el sistema sociosanitario ante el envejecimiento progresivo de la población, y porque el consorcio cuenta con el equipo multidisciplinar con la experiencia y el prestigio necesario para cumplir los ambiciosos objetivos del proyecto”.

Para el coordinador adjunto del proyecto, Sergio Guillén, Gatekeeper tiene un enorme potencial en distintas esferas, ya que es un proyecto de innovación que pretende crear y probar, sustentándose en indicadores de calidad, el impacto positivo que va a tener el uso masivo de datos, mediante el uso de tecnologías, tanto en la calidad asistencial y los resultados de salud, como en la detección temprana y la gestión del proceso de cuidado de enfermedades crónicas. “Será un proyecto bandera en la ejecución de la estrategia de la Unión Europea sobre digitalización de la industria y de los sistemas socio-sanitarios, y en el desarrollo sostenible de las tecnologías digitales seguras y confiables, que garanticen la privacidad y los derechos de los ciudadanos. Hay una sola escala y es europea”, señala.

La iniciativa incluye el despliegue de una experiencia a gran escala que se desarrollará durante los próximos tres años y medio y que involucrará a cerca de 40.000 individuos de edad avanzada en siete países distintos de la Unión Europea. Se desplegarán soluciones en salud maduras en los hogares y centros de cuidado de las personas para demostrar demostrar que la identificación de situaciones de riesgo puede mejorar la progresión de las enfermedades crónicas.

La implementación de los pilotos se realizará en el País Vasco, Aragón, Saxony (Alemania), Grecia, Puglia (Italia), Milton Keynes (Reino Unido), Chipre y Polonia.

Según los coordinadores, la iniciativa también tendrá una implicación directa en el desarrollo de una plataforma europea de servicios, que facilite la interacción entre los agentes del sistema sociosanitario, las empresas tecnológicas y de servicios y los ciudadanos para la co-creación de soluciones inteligentes adaptadas a las necesidades actuales sobre prevención y gestión de la salud.