Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La economía circular reemplazará a la lineal en solo diez años: nuevos deberes para la empresa

  • Actualidad

tablet-economia

En una década, el modelo de economía circular sustituirá al enfoque lineal, los que obligará a realizar cambios en las cadenas de suministro para que las empresas puedan mantener su competitividad que avance en un sistema más sostenible. Lo dice Gartner en un nuevo estudio.

El mundo está cambiando y las preferencias de los consumidores y grupos de interés de las compañías avanzan hacia la sostenibilidad, lo que obliga a las compañías a prepararse para una transformación desde una cadena de suministro lineal a otra circular, en la que no se desperdicie nada. Y si se quiere hacer un cambio gradual, no se pueden demorar las medidas porque Gartner fija en 2029 la fecha en el que la circular será la única economía existente, que generan más residuos.

Gartner define la economía circular como un modelo económico que separa la capacidad de lograr el crecimiento económico del consumo de recursos naturales, y fomentan la reutilización continua de materiales para minimizar el desperdicio y la demanda de consumo adicional de recursos naturales.

Las organizaciones están bajo presión por parte de los consumidores y gobiernos para reducir la cantidad de desechos que están produciendo. Según Steven Steutermann, vicepresidente y gerente de la práctica de cadena de suministro de la firma, la solución a este reto es el cambio hacia una economía circular y libre de residuos, y la cadena de suministro jugará un papel clave en este proceso, según el 84% de los participantes en un estudio sobre el tema.

Cambiar de una economía lineal a una circular no es un proyecto independiente, sino que requiere un ecosistema completo. Los responsables de las cadenas de suministro deben colaborar con los diseñadores internos de los productos y los proveedores de productos para comprender exactamente cómo se consumen y desechan los productos tras su uso.

Gartner recomienda que se utilicen programas de gestión del cambio y se inicien los pilotos ya porque diez años no es mucho tiempo para cambiar el sistema. Estos prototipos permitirán aprender y ayudarán a impulsar nuevas iniciativas de economía circular.

Según el punto de vista de la consultora, otra posible acción es unirse a consorcios o alianzas que apuesten por este modelo económico y unirse con profesionales afines para ayudar a definir una visión de un ecosistema inteligente.

Finalmente, conforme a los datos del estudio, uno de los mayores desafíos es establecer objetivos medibles para conocer el impacto en los consumidores y en los márgenes del negocio. En este punto, Gartner dice que, aunque ya existen algunas métricas en sostenibilidad, en su mayoría están relacionadas con métricas lineales, como la reducción de desechos en los vertederos o de las emisiones de carbono. Es importante no confundirlas con las de economía circular que podrían ser, por ejemplo, porcentajes sobre los materiales recuperados y reutilizados para producir o la diminución del plástico de un solo uso.