Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un tercio de los clientes de banca tradicional se iría a un neobanco si cambiase de proveedor

  • Actualidad

movilidad

El 33% de los clientes de banca tradicional elegiría un neobanco en el caso de cambiar de proveedor financiero, según el IV Barómetro de Innovación Financiera de Funcas y Finnovating. El estudio muestra que el usuario es cada vez más exigente con su banco, por lo que si quiere adaptarse a sus necesidades, los bancos tienen apostar por la innovación abierta, según concluyen los autores.

El porcentaje de clientes que optaría por un neobanco en caso de cambiar de proveedor financiero sube del 25% al 33% en el último semestre de 2019. Sin embargo, la radiografía que deja la última edición del Barómetro de Innovación Financiera es que el 50% de los españoles trabaja con un único banco y de los que no, el 88% realiza todas sus operaciones con su entidad principal, cifra que se mantiene respecto a los dos semestres anteriores. A la hora de elegirla, el precio es la variable más importante para el 37%, seguida por la seguridad (31%), frente a la sencillez (19%), la transparencia (8%) y la multicanalidad (5%).

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Además, nueve de cada diez usuarios creen que su entidad bancaria cuenta con alternativas a los productos tradicionales, lo que supone un incremento de tres puntos porcentuales respecto al semestre anterior. Puntúan con un 6,7 a su entidad en términos de innovación.

Sin embargo, aumenta hasta el 24% el número de usuarios que tienen previsto o estarían dispuestos a valorar alternativas de productos bancarios en otras entidades, a lo que se suma que son cada vez más propensos a escoger un nuevo proveedor financiero que no sea un banco tradicional, disminuyendo durante este periodo un 8% (hasta el 63%) los que se decantarían por uno tradicional respecto al semestre anterior. El número de clientes de banca tradicional que elegiría un neobanco en caso de cambiar de proveedor financiero aumenta hasta el 33%, frente al 25% del primer semestre de 2019, según este trabajo que se enmarca dentro del Observatorio de la Digitalización Financiera de Funcas (ODF-Funcas)

Para Santiago Carbó, su director ejecutivo, “la clave competitiva en los próximos años va a ser cómo compartir la información. En los últimos años, el objetivo ha sido que las entidades financieras cedan datos de clientes (con su debido consentimiento). Lo que ahora se debate es cómo las grandes BigTech (Google, Amazon…) deben compartirlos con las entidades financieras”.

Es más, según Rodrigo García de la Cruz, CEO de Finnovating, “la tendencia es clara, el usuario es cada vez más exigente con su entidad bancaria, pero hasta que éstas no apuesten realmente por la innovación abierta y la colaboración con empresas FinTech en lugar de por lo que llamamos el ‘Teatro de la innovación’, no veremos grandes cambios y sus clientes seguirán buscando alternativas fuera del abanico tradicional”.

En este sentido, Google, Amazon y Apple, aunque bajan, se mantienen como las BigTech preferidas por los usuarios para contratar un producto financiero. El 36% de los clientes de banca en España, frente al 40% del semestre anterior, considerarían potencialmente abrir una cuenta con estas empresas, siendo Google la favorita (14%), seguida de Amazon (12%), Apple (10%), Netflix (5%) y Facebook (1%).

Visión pesimista de la banca
Por su parte, las expectativas de los directivos de banca han empeorado respecto a la situación a doce meses vista, en comparación con el anterior semestre. Baja del 28% al 19% los directivos que prevén una mejora de la situación. Ante la misma pregunta, pero a cinco años, el contexto esperado por los directivos de banca es similar al que se espera con vistas a un año: un 46% cree que la situación empeorará, mientras que un 29% tiene una visión optimista.

En cualquier caso, concluye el informe que “parece que el sector es consciente de su situación ya que un 30% de los gestores coincide en señalar que el principal reto es la transformación digital. Y un 54% considera la innovación abierta a través de la colaboración con FinTech y la digitalización como las dos principales palancas competitivas para hacer frente a estos desafíos”.