Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Alianza histórica en el sector de RRHH para ayudar a las empresas a activar la 'nueva normalidad'

  • Actualidad

HR

Randstad, Adecco y ManpowerGroup, tres referentes del sector de los Recursos Humanos, han firmado una alianza, cuyo fin es ayudar a las empresas a recuperar la actividad y agilizar la vuelta al trabajo de forma segura.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Los estudios no dejan de fluir y todo indica que recuperar la actividad será una travesía complicada tras la severidad de las consecuencias de la pandemia. Por citar algunos, un estudio McKinsey apunta que es posible que no se produzca entre el 40% y el 50% del gasto discrecional de los consumidores, lo que supondría una reducción de aproximadamente el 10% del PIB en las regiones afectadas; otro de la  Organización Internacional del Trabajo, la OIT, estima que en el segundo trimestre se perderán 195 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, de los cuales 12 millones serán en Europa.

En este marco, estos tres gigantes del sector de RRHH han sellado una alianza para contribuir a que la vuelta a lo que muchos denominan la ‘nueva normalidad’ se produzca con agilidad y seguridad por, a juicio de sus expertos “el mundo del empleo no volverá a ser el mismo y precisará de colaboración y una coordinación sin precedentes por parte de todos los actores que forman parte del entramado laboral: desde los empleadores y los gobiernos hasta los sindicatos, las instituciones y, por supuesto, los propios trabajadores.

En esta nueva realidad, el distanciamiento social y otras medidas estrictas serán parte integral de todos los procesos relacionados con la actividad laboral durante un periodo de tiempo considerable o, de lo contrario “se extenderá el miedo por la salud entre las personas y las empresas se mostrarán reticentes a reabrir sus puertas”, explican Randstad, Adecco Group y ManpowerGroup que, aunque son los promotores de la alianza, pedirán a otros actores del sector que se sumen a la causa e invitarán a colaborar a empleadores, sindicatos y organizaciones no gubernamentales.

A través de esta asociación buscan compartir las mejores prácticas de salud y seguridad laboral para garantizar una vuelta a la normalidad lo más segura y rápida posible para nuestros trabajadores, empresas y para la sociedad en su conjunto.

El valor añadido que aporta el sector de servicios de recursos humanos puede ser importante en la situación actual y, por eso, se comprometen, a través de su alianza, a ayudar en la puesta en práctica de su experiencia colectiva para fomentar la conexión entre los diversos grupos de interés y respaldar así el intercambio de las mejores prácticas.

Punto de partida
Como punto de partida, han reunido un conjunto de recomendaciones, de carácter preventivo y con contenido informativo, para ayudar a los empleadores a la hora de proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludable, minimizando el impacto económico que representa la crisis del coronavirus y posibilitando que muchas personas puedan tener otra vez acceso a sus fuentes de ingresos.

Éstas se centran en cinco áreas:

Control de acceso y cuarentena

- Establecer políticas claras para acceder al lugar de trabajo.
- Medir la temperatura corporal en la entrada del edificio.
- Realizar inspecciones visuales y controles de temperatura aleatorios durante la jornada laboral.
- Pedir al empleado que guarde la cuarentena ante el más mínimo síntoma de COVID-19.
- Monitorizar y documentar todas las entradas y salidas del edificio.

Teletrabajo

- Animar a teletrabajar a todas las personas/ a todos los empleados cuya presencia física no sea necesaria.
- Ofrecer seminarios en línea sobre el teletrabajo y las mejores prácticas del liderazgo a distancia.

Planificación del trabajo y de los turnos

- Crear planes de turnos y horas de pausa bien diferenciados para minimizar las aglomeraciones en el área de trabajo.
- Partir los turnos y separar los lugares/escritorios de trabajo para garantizar la distancia mínima.
- Identificar y aislar a los grupos de empleados críticos.
- Definir planes de contingencia en caso de cierre del lugar de trabajo.

Higiene y salud

- Establecer políticas claras para el distanciamiento físico en el lugar de trabajo.
- Definir procedimientos de desinfección diarios.
- Facilitar a los empleados los protocolos de higiene y salud obligatorios (ej. Lavarse las manos, usar guantes, mascarilla…).
- Dejar de usar el ascensor en la medida de lo posible.
- Dejar de compartir objetos (ej. Bolígrafo, teléfono…).
- Proporcionar los útiles esenciales.

Cumplimiento y comunicación

- Comunicar al menos una vez al día el propósito y los cambios realizados en las medidas vigentes.
- Realizar comprobaciones aleatorias en todos los departamentos para ver si cumplen todas las medidas.
- Informar de síntomas de COVID-19 a las autoridades sanitarias competentes.
- Aclarar todos los protocolos con las autoridades locales.