Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La complejidad regulatoria es un freno al crecimiento de los negocios online, según el 72% de los directivos

  • Actualidad

GDPR normativa

El comercio online en Europa se está viendo lastrado por la complejidad regulatoria que, si se eliminase, supondría una oportunidad de 100.000 millones de euros, según un estudio. De media, las empresas podrían aumentar sus ingresos en un 30%

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de TI Leer 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar ondemand

Stripe ha hecho públicos las conclusiones de un estudio sobre la complejidad de la regulación normativa y fiscal a la que se enfrentan actualmente las empresas y su impacto en el negocio online y, además, es un obstáculo para el avance del Mercado Único Digital.

El estudio de este especialista en infraestructura de pagos en Internet, que ha realizado B2B International para la firma a partir de la opinión de  500 directivos de negocios online europeos, revela que tan sólo el 33% de las empresas sienten que cumplen con las normas reglamentarias en todos los mercados en los que operan, y que únicamente el 24%, están seguras de que entienden qué normas les afectan. En España, tan sólo el 26% de los encuestados está seguro de que su negocio cumple con todas las normas reglamentarias. Y apenas un 23% asegura ser conocedor de los reglamentos que afectan su negocio.

Tres cuartas partes, el 72%, considera que el cumplimiento de todos los requisitos reglamentarios internacionales necesarios está frenando su crecimiento y, de ellos, el 30% asegura que es "un gran desafío" y el 42% cree que cumplirlos es cada vez más difícil. Esto también está teniendo un impacto directo en las expectativas del comercio transfronterizo: El 41% de las empresas online que actualmente están reduciendo su presencia internacional lo hacen porque la normativa ha aumentado desde que se expandieron a ciertas regiones.

Debido a esta mayor complejidad y a la necesidad de adaptarse a ella, los costes de cumplimiento normativo de las empresas se ven incrementados. “De media, en empresas de todos los tamaños, aproximadamente el 5% de la masa salarial total se gasta en recursos para adaptarse a la normativa vigente”, explica el documento.

Dos tercios (64%) de los dirigentes afirman, además, que realizarían actividades en al menos diez países si se armonizaran mejor los reglamentos o los regímenes fiscales en toda la UE.

A todo ello se suma que las empresas online podrían aumentar sus ingresos en un 30% sin la necesidad de lidiar con regulaciones demasiado complejas y su cumplimiento. Si esa cifra se aplica a todos los negocios de comercio electrónico B2C de la UE, el PIB online de Europa podría crecer más de 100.000 millones de euros sólo en este segmento.

La tecnología web y las herramientas digitales facita el cumplimiento normativo. Así lo creen siete de cada diez directivos, si bien éstas también se ven salpicadas por la complejidad, ya que “el panorama de las herramientas online está fragmentado y la tecnología, al igual que la regulación, se considera demasiado específica de cada país para ser realmente eficaz”, dicen los encuestados.