La mayoría de los datos que manejan las empresas no se utilizan

  • Actualidad

Datos seguridad

Esta es la conclusión principal del estudio Rethink Data, elaborado por IDC para el fabricante de discos duros Seagate, cuyo objetivo era conocer más afondo el uso que las empresas hacen de los datos. Sus estimaciones son que el 68% de los datos que manejan no se usan para nada, lo que implica que se pierde todo el valor que esta información puede aportar al negocio.

Recomendados: 

Dell EMC PowerStore: flexible, adaptable y ágil para las empresas Leer 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar ondemand

El fabricante de discos duros Seagate Technology LLC acaba de publicar los resultados del estudio Rethink Data, elaborado por la consultora IDC, para el que han entrevistado a 1.500 líderes empresariales de todo el mundo, para identificar los desafíos que se presentan actualmente en materia de gestión de datos y buscar soluciones. La principal conclusión es que la gran mayoría de los datos que manejan estas empresas no se aprovecha en beneficio del negocio, lo que supone una gran pérdida de oportunidades.

Como explica Dave Mosley, CEO de Seagate, el informe y la encuesta en que se basa dejan claro que las empresas que quieran tener éxito necesitan invertir en grandes operaciones de datos masivos. Porque, en su opinión, el valor que deriva de los datos en una empresa afecta directamente a su éxito. Otros hallazgos de este estudio son que en los próximos 2 años los datos empresariales van a crecer a una tasa interanual del 42,2%, por lo que la gestión de datos se vuelve más importante que nunca.

Pero solo el 32% de los datos que están disponibles en las empresas se usan activamente para generar valor, mientras que el resto se queda en desuso. Y, según los expertos, esto se debe a que las empresas todavía no han sido capaces de superar ciertas barreras, lo que les impide aprovechar esta información. El primer escollo a salvar es convertir los datos en bruto en información aprovechable.

El segundo es gestionar adecuadamente el almacenamiento de los datos recopilados, el tercero, garantizar que esta información pueda ser capturada. En cuarto lugar se encuentran las dificultades que enfrentan las organizaciones para securizar los datos recopilados y, por último, los expertos destacan los problemas para abrir los diferentes silos donde se alojan los datos recopilados.

Por otro lado, los analistas afirman que los principales desafíos que enfrentarán las empresas en los próximos dos años serán la gestión de datos en la nube multicloud y en la nube híbrida. Para dos tercios de los entrevistados en esta encuesta, la seguridad actualmente asignada a los datos no es suficiente, por lo que la protección de datos se ha convertido en un punto clave en las discusiones sobre la eficiencia en la gestión de datos.

Para la mayoría, la solución a estos desafíos se encuentra en el concepto de DataOps, una disciplina que interrelaciona a los creadores de datos con quienes los consumen. Pero, de momento, solo un 10% de las organizaciones afirma haber implementado completamente esta estrategia en toda la empresa, a pesar de que el resto reconoce su gran importancia para el negocio. Según los expertos en la materia, DataOps permite obtener resultados comerciales mucho mejores, que van desde una mayor fidelidad de los clientes a mayores ingresos y otros beneficios menos tangibles, pero vitales para el negocio.

Para Phil Goodwin, director de investigación, IDC y analista principal del estudio, puede resultar inquietante que más de dos tercios de los datos disponibles están en barbecho en las organizaciones. Pero en realidad, muestra todo un abanico de nuevas oportunidades para las organizaciones que quieran explotarlos siguiendo las tendencias actuales en materia de gestión y protección. Esto les permitirá aprovechar el valor de sus datos independientemente de dónde se encuentren, ya sea en el núcleo central del negocio en la nube o en el borde. Y afirma que, si aprovechan el valor que encierran estos datos que ahora están en desuso, pueden obtener grandes ventajas competitivas en sus respectivos mercados.