WhatsApp no rectifica y seguirá adelante con su nueva política de privacidad

  • Actualidad

WhatsApp

La actualización de la política de privacidad de WhatsApp, considera por muchos usuarios como un abuso, hizo que en el mes de enero dos de sus principales competidores, Telegram y Signal, registrasen descargas récord. Esto provocó que WhatsApp retrasase la entrada en vigor de las nuevas condiciones. Finalmente, éstas se pondrán en marcha en mayo.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

WhatsApp acaba de anunciar que va a continuar con polémica nueva política de privacidad, aunque ha informado que permitirá a los usuarios leerla “a su propio ritmo” y mostrará información adicional para que estos puedan conocer la forma en que se utilizará sus datos.

 En enero, WhatsApp informó a sus más de 2.000 millones de usuarios, que tienen que aceptar las nuevas políticas de privacidad si querían seguir utilizando la aplicación a partir del 8 de febrero.

Básicamente, para seguir utilizando WhatsApp los usuarios tendrán que aceptar la integración de todos sus datos con los servicios de Facebook, es decir, información de registro de cuenta, como puede ser el número de teléfono, datos de operaciones, información relacionada con el servicio, con cómo se interactúa con los demás, o con el dispositivo móvil y la dirección IP.

Esta nueva política de privacidad provocó que miles de usuarios de WhatsApp mostrasen su indignación (más teniendo en cuenta que cuando se anunció la compra de WhatsApp Facebook aseguró que iban a operar como compañías independientes) provocando que las descargas de dos de sus principales competidores, Telegram y Signal, se disparasen.

La “huida” a otras plataformas de mensajería instantánea provocó que WhatsApp decidiese retrasar la entrada en vigor de su nueva política de privacidad hasta el mes de mayo. En su defensa, Facebook alegó que la actualización se iba a centrar en permitir a los usuarios enviar mensajes a empresas y no afectaría a las conversaciones personales, ya que éstas están cifradas de extremo a extremo.

WhatsApp dará más información sobre cómo se desarrollarán la comunicación con las empresas y remarca que no es obligatorio hablar con ellas. Eso sí, en la nueva política de privacidad establece cómo las empresas pueden administrar sus conversaciones a través de las herramientas de Facebook y proporcionará más información sobre la manera en que la firma trata los datos. Con esto, la compañía pretende tranquilizar a los usuarios.