Cinco tendencias que están cambiando la relación entre los espacios de trabajo y las personas

  • Actualidad

espacio de trabajo iss

La pandemia ha condicionado enormemente la forma de trabajar, interactuar y socializar de las personas, y eso afecta a su relación con los espacios de trabajo. Nos fijamos en las tendencias, como la digitalización, que se están abriendo paso en este ámbito para adaptarse a esta realidad.

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer 

A medida que las organizaciones reabren espacios, ajustan procesos y vuelven a acoger a sus equipos en sus lugares de trabajo, se ha vuelto imprescindible repensar la nueva relación entre los espacios y las personas. Repasamos, de la mano de ISS España, especialista en la gestión de espacios, cuáles son las tendencias que se están imponiendo en este ámbito.

Trabajo en remoto y la vuelta a la oficina
El teletrabajo ha llegado para quedarse. Independientemente del grado de aceptación que acabe teniendo en las dinámicas de las empresas una vez se normalice la situación sanitaria, el hogar de los trabajadores se ve ya como un reto a gestionar a largo plazo. En palabras de Raquel Cruz, directora de la división Integrated facility services de ISS España, “es necesario repensar el enfoque de la experiencia en el espacio de trabajo. No se trata solo de pasar de lo presencial a lo virtual, sino también de reconocer que será necesario dar un paso más y adaptarnos a un nuevo concepto de workplace y con ello a una nueva forma de trabajar. En este sentido, e independientemente de dónde trabajen los empleados, la adecuación de los espacios es igual de fundamental en las oficinas corporativas que en el hogar de los empleados. Se trata de seguir manteniendo en el centro a las personas y que, pese a la distancia física, siga existiendo un vínculo con la cultura corporativa de cada empresa”. De esta forma, las condiciones de seguridad y el bienestar de los empleados siguen siendo los grandes objetivos de cualquier compañía, aunque lo serán en un entorno en el que concepto de workplace expandirá sus límites más allá de la propia oficina.

Workplace Experience Manager: una figura clave para las empresas
Los nuevos tiempos y las demandas del mercado laboral han modificado las habilidades que se necesitan en el personal que vela por el bienestar de los empleados a través del entorno laboral. En este sentido, las empresas han pasado de apostar por perfiles muy técnicos, con formación en ingeniería, a otros que aporten también una dimensión más empática. “Con los cambios que se han sucedido y las nuevas formas de establecer vínculos dentro de la empresa, el perfil objetivo ha virado hacia uno que domine las ‘soft skills’ como la empatía o la asertividad, pero que controle la gestión de espacios a partes iguales”, dice Cruz.

El cambio de paradigma en el workplace impulsará a una figura como la del Workplace Experience Manager, que genera experiencias valiosas en el espacio de trabajo para los empleados, hacia órganos con mayor capacidad de decisión e impacto. “Actualmente, cada vez son más las compañías que han decidido incorporar esta figura a los comités de empresa, donde podrán aportar su conocimiento para gestionar los servicios internos”, asegura..

Nuevos espacios y nichos de gestión
La gran heterogeneidad de espacios, situaciones y condiciones volátiles harán imposible un único modelo de organización. Cada vez más, expertos dentro del propio sector trabajarán en nichos muy definidos: perfiles estratégicos basados en la gestión de espacios, otros versados en el trabajo digital o modelos dedicados al trato directo con empleados… Un grado de heterogeneidad y especialización que siempre estará vinculado con las necesidades de la compañía. De esta manera, se espera que cualquier lugar de trabajo pueda contar con un profesional que entienda su funcionamiento y cómo llevar al máximo sus capacidades.

El horizonte de la digitalización
Desde la comunicación con cualquier departamento hasta el desarrollo y uso de aplicaciones, los espacios de trabajo y sus dinámicas se construirán en torno a la innovación digital y tecnológica. “Cada vez más, el workplace y la tecnología irán de la mano. La optimización de tareas y la conectividad entre espacios de trabajo dependerán de un sistema digital, así como de la búsqueda constante de innovación para alcanzar un mejor rendimiento. explica la directora de Integrated facility services. Otro ejemplo es cómo la globalización y la multipolaridad del sistema empresarial dará situaciones en las que un profesional tenga que controlar espacios que se encuentren alejados de él.

Las grandes empresas, punta de lanza del cambio de paradigma
Todos estos movimientos, y otros con los que aún no contamos, aparecerán progresivamente en las estrategias de las grandes empresas españolas. Las empresas del IBEX35 serán quienes comenzarán a aplicar estas directrices en sus dinámicas de trabajo. Sabiendo dónde se sitúan las novedades de estos entornos laborales, será más fácil advertir las novedades que llegan al sector. Grandes empresas del ámbito bancario han demostrado ser la punta de lanza de los cambios del espacio de trabajo durante los últimos años. Estas compañías señalarán cómo se deben instaurar estos avances y los procesos que esto suponga, lo que las convierte en la vanguardia de este cambio de paradigma.