Diez años de Tim Cook al frente de Apple, ¿cómo ha evolucionado la compañía?

  • Actualidad

Tim Cook CEO de Apple

Hace diez años Tim Cook fue nombrado CEO de Apple. En ese momento, la tarea de Cook no era nada sencilla, más si se tiene en cuenta que sustituía a Steve Jobs, fundador de Apple e impulsor de la compañía al lanzar productos que transformarían la vida de las personas como el iMac, el iPod, el iPhone o el iPad.

Tal y como recuerda la CNBC, en más de una ocasión Cook ha reconocido que, cuando asumió la dirección de Apple, Steve Jobs le recomendó que “fuera su propio líder” y que nunca se preguntara qué es lo que haría Steve Jobs. Cook ha tratado de seguir ese consejo y, a raíz de los resultados, ha tenido éxito.

Si se hace un repaso a los diez años de Cook al frente de Apple, el directivo ha logrado reforzar el negocio de los iPhone y, desde 2011, la firma ha lanzado nuevas soluciones, como puede ser el Apple Watch o los AirPods.

Además, ha conseguido que la facturación de Apple haya crecido notablemente. Por ejemplo, en el tercer trimestre de 2011, los ingresos de Apple fueron de 28.570 millones de dólares. Este año, y en el mismo trimestre, éstos han alcanzado los 81.400 millones de dólares, lo que supone casi tres veces más. Apple es la compañía que cotiza en bolsa más valiosa del mundo, con un valor de más de 2,4 billones de dólares y superando a otros gigantes tecnológicos como pueden ser Microsoft o Amazon.

A Tim Cook hay que agradecer la nueva estrategia de Apple, más centrada en el negocio de servicios con programas de suscripciones como iCloud o Apple Music, las descargas de la App Store o servicios como AppleCare, Apple Pay, Apple News o Apple TV, entre otras. Así las cosas, el crecimiento del negocio de servicios de Apple ha pasado de los 2.950 millones en 2011 a los 53.770 millones de dólares en 2020.

Otra categoría que ha visto cómo crecían sus ingresos ha sido la de periféricos y otro hardware, en la que se enmarcan el Apple Watch y los AirPods. En 2011 (estas dos soluciones todavía no existían) facturó 2.300 millones de dólares. Diez años más tarde, los ingresos han alcanzado los 30.600 millones de dólares.

En cuanto al iPhone, éste continúa siendo el buque insignia de Apple (en el último trimestre representó el 47% de las ventas totales de Apple). Bajo la dirección de Tim Cook se ha mejorado el programa de lanzamiento anual y los precios han aumentado. El iPhone 4 (el modelo más avanzado cuando llegó Cook) tenía un precio de 599 dólares. Los modelos Pro actuales comienzan desde los 999 dólares.

La contratación de personal también se ha incrementado, pasando de los 60.400 empleados a jornada completa en 2011 a los 147.000 actuales.

Apple también ha tenido que hacer frente a una serie de retos como las difíciles relaciones que Tim Cook mantuvo con el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la guerra comercial de Estados Unidos con China, las acusaciones (y, en algunos casos, multas) de violación de leyes antimonopolio, o los problemas de seguridad.

En cuanto a su futuro, la firma, además de continuar con el desarrollo de los mercados en los que es fuerte, está invirtiendo en sectores como los coches autónomos, la salud, la realidad virtual o los cascos de realidad aumentada.