Madrid y Barcelona duplicarán la capacidad de sus centros de datos para 2023

  • Actualidad

Madrid

La península Ibérica está posicionándose como uno de los puntos más estratégicos para la interconexión global de Europa, destacando en España las ubicaciones de Madrid y Barcelona. Los expertos en el mercado de centros de datos de CBRE pronostican que, para el año 2023, estos dos nodos emergentes habrán duplicado el volumen de instalaciones, contribuyendo a mejorar la conectividad global del país y de la región.

Desde hace unos pocos años la Península Ibérica ha comenzado a aprovechar su localización estratégica para establecer nuevos enlaces de datos entre Europa y otras regiones como las Américas y África. Y la industria de centros de datos no quiere la oportunidad de establecerse en dos de los nodos de interconexión emergentes con más potencial en Europa, especialmente en Madrid, a donde llegan los cables provenientes de la cota de Portugal. Así, en los últimos tiempos se han lanzado varios proyectos importantes para construir instalaciones cerca de la capital. En Barcelona la escala es por ahora menor, pero su ubicación también es estratégica para las líneas que provienen de otras zonas de áfrica y también de Asia, por lo que se espera un crecimiento importante en los próximos años.

Según el último informe publicado por la consultora inmobiliaria CBRE, la llegada de nuevos cables a las costas de Portugal y del norte de España van a impulsar el crecimiento de centros de datos en el país, especialmente en Madrid y Barcelona, que para el año 2023 podrían duplicar la capacidad de centro de datos. El auge de la nube y el rápido progreso de la transformación digital en el país generarán un gran espacio para que los operadores de centros de datos puedan establecerse y capturar su parte de un mercado que seguirá creciendo en los próximos años.

En su informe, los analistas de CBRE señalan que “la actividad de desarrollo de centros de datos de colocación en España durante 2020 ya ha alcanzado niveles sin precedentes, con nuevos proyectos en Madrid y Barcelona que prometen añadir una capacidad de 70 megavatios en los próximos 24 meses, duplicando la capacidad de colocación existente”.

Aunque el mercado nacional todavía se encuentra lejos del volumen de los mercados FLAP (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París), la tasa de crecimiento del sector en estas ubicaciones de España es muy superior, y desde hace tiempo se considera Madrid como el nodo emergente de interconexión de más crecimiento del mundo. Desde CBRE dicen que ya se ha convertido en la principal ubicación por detrás de los cuatro puntos calientes de Europa, superando a otras localizaciones importantes como Milán o Viena.

Aunque los expertos puntualizan que, a pesar de que Madrid lidera el crecimiento en España, se espera que otras ciudades crezcan de forma destacable, especialmente Barcelona y Bilbao, gracias al aterrizaje de nuevos cables submarinos que están en proceso. Hasta ahora grandes firmas de la industria de interconexión ya han plantado su vadera en diferentes puntos de España, y seguirán ampliando su influencia para dar servicios a empresas, consultoras tecnológicas y operadores de servicios en la nube, que buscan infraestructuras cercanas a los focos de mercado más importantes del país, y también puntos de interconexión de nueva generación.