La justicia europea da la razón a la Comisión: Google tendrá que pagar 2.400 millones de euros por abuso de posición dominante

  • Actualidad

Google

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de ratificar la multa que impuso a Google en junio de 2017 por abuso de posición dominante en el mercado de búsquedas de Internet. Tras el fallo del Tribunal, Google tendrá que pagar 2.450 millones de euros que se impuso en su momento.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Claves para una estrategia multicloud de éxito Webinar

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acaba de ratificar la multa que impuso la Comisión Europea en junio de 2017 a Google por abuso de posición dominante en el mercado de búsquedas de Internet. En ese momento, Margrethe Vestager, comisaria a cargo de la política de competencia, consideró que “la estrategia de Google para su servicio de compras comparativas no se limita a atraer clientes ofreciendo un producto que sea mejor que los de sus rivales, sino que Google ha abusado de su posición dominante como motor de búsqueda situando en mejor lugar su propio servicio de compras comparativas dentro de sus resultados de búsqueda y colocando en peor situación los de sus competidores”.

Ahora, el TJUE ha dado la razón a la Comisión y, en la sentencia que recoge Invertia, considera que “al favorecer en sus páginas de resultados generales a su propio comparador de productos a través de una presentación y un posicionamiento privilegiados, al tiempo que relegaba en esas páginas los resultados de los comparadores rivales, mediante algoritmos de clasificación, Google se apartó de la competencia por sus propios méritos”.

El Tribunal cree que la infracción tiene un carácter “particularmente grave” ya que se ha adoptado “de forma deliberada y no por negligencia”, con lo que considera que la multa es la correcta y no rebaja la cantidad a pagar.

En marzo de 2019, la Comisión Europea dio a conocer la última de las multas que ha impuesto al navegador, en esa ocasión por abuso de posición dominante en el mercado de AdSense. En total, el buscador tendrá que hacer frente a una multa que alcanza los 1.490 millones de euros. Esta cantidad se suma a los 4.300 millones de euros por Android y a los 2.400 millones de euros por el mercado de buscadores, con lo que, sólo en multas, Google tendrá que pagar más de 8.000 millones de euros.