Francia multa a Google y a Amazon por un uso inadecuado de las 'cookies'

  • Actualidad

cookies

La Comisión Nacional de la Informática y las Libertades (CNIL), la autoridad francesa en materia de privacidad y protección de datos, ha multado a Google y Amazon por sus prácticas en el uso de 'cookies'. La primera tendrá que pagar 100 millones de euros entre Google LLC (60 milllones) y la sociedad Google Ireland Limited (40 millones), mientras que la sanción a Amazon es de 35 millones.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

Domina la complejidad en el cloud Leer

La CNIL acaba de hacer públicas sendas sanciones que comparten una infracción común, un uso inadecuado de las ‘cookies’. A juicio de este organismo, ambos gigantes han instalado en los ordenadores de los usuarios del motor de búsqueda google.fr 'cookies' publicitarias sin consentimiento de estos, por lo que tendrán que pagar importes elevados. La multa de Google asciende a 100 millones de euros,  entre dos sociedades: Google LLC (60 millones) y Google Ireland Limited (40 millones); la de Amazon se eleva a 35 millones.

En un comunicado, Amazon ha mostrado su disconformidad con las acusaciones de las autoridades galas. 

En lo que respecta a Google, la CNIL justifica las sanciones por un triple incumplimiento del artículo 82 de la Ley de Protección de Datos, que prohíbe introducir ‘cookies’ de forma automática en el equipo del usuario sin su consentimiento previo. Al parecer, según explica en su comunicado, cuando un usuario ingresaba a la página google.fr, se colocaban automáticamente en su ordenador varias cookies con un propósito publicitario sin ese permiso.

Además, considera que el motor de búsqueda google.fr no facilitaba la suficiente información en el banner a pie de página que se mostraba cuando los usuarios entraban en la página, ya que estos no eran informados  previa ni claramente sobre el depósito de las cookies que se instalaban en su ordenador al llegar al sitio, ni de sus objetivos ni los medios puestos a su disposición  para rechazarlos.

La tercera infracción se debe al fallo parcial del mecanismo de "oposición", ya que cuando un usuario desactivaba la personalización de anuncios en la búsqueda de Google, una de las cookies se quedaba almacenada en el equipo y seguía registrando información.

En el caso de Amazon, la autoridad gala considera que se han producido dos vulneraciones del artículo 82 de la Ley de Protección de Datos. Cuando un usuario entraba en la web amazon.fr, se instalaban también de forma automática ‘cookies’ con un objetivo publicitario, sin consentimiento previo.

El otro punto por el que le sanciona es la falta de información clara y completa para el usuario en el banner de información, lo que impedía a los usuarios entender el uso de las cookies que se instalaban, principalmente las destinadas a mostrar anuncios personalizados. Además, el banner no indicaba que tenían derecho a rechazar estas cookies y los medios a su disposición para tal fin.

Según explica la CNIL, si los usuarios entraban en el sitio web tras haber pinchado en un anuncio publicado en otro site, se colocaban las mismas ‘cookies’ sin informarles.

En ambos comunicados insiste en la gravedad de los hechos y emplaza a las dos compañías a modificar las ventanas de información a los clientes en el plazo de tres meses. Si no lo hacen, les impondrá el pago de 100.000 euros por cada día de retraso.