IDC rebaja la previsión del gasto tecnológico en España un 2,8% para 2022

  • Actualidad

IDC mercado TIC

La incertidumbre generada por la guerra de Ucrania, y la crisis mundial de semiconductores han hecho que IDC Research España ha rebajado sus previsiones de gasto en TI en España durante este año fijándola en 51.600 millones de euros. Esto es un 2,8% menos que su anterior pronóstico, en el que estimaba que el gasto se elevaría a a 52.900 millones.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

El escenario macroeconómico actual, dominado por la crisis de semiconductores y la guerra de Ucrania, está impactando de manera decisiva en las prioridades de inversión en tecnología para este segundo semestre del año. Este contexto ha hecho que IDC España haya revisado sus estimaciones de gasto tecnológico en España a lo largo de 2022.

La nueva previsión es que el gasto TI se situará a finales de año en 51.400 millones de euros, un 3,5% más con respecto a 2021, pero una cifra inferior a su anterior pronóstico realizado en 2021, cuando situaba la cifra total en 52.900 millones de dólares.

Lo cierto es que era de esperar y su propia matriz IDC ya apuntaba en marzo que la invasión rusa de Ucrania afectaría al mercado tecnológico, ya que más de la mitad de las empresas estaban reevaluando sus planes de gasto en TI para el año y que el 10% preveía duros ajustes.

"El impacto de la guerra en el comercio, las cadenas de suministro, los flujos de capital y en los precios de la energía afectará a la economía mundial a una escala más amplia con consecuencias negativas para el mercado de las tecnologías de la información tanto a nivel regional como mundial", subraya la firma de análisis.

En un encuentro con los medios, el brazo español de IDC destacó también que el peso de la digitalización es cada vez más potente en el PIB de nuestra economía provocado especialmente por tres factores como la llegada de los Fondos Next Generation UE, la creciente preocupación por la sostenibilidad y a la readaptación de los entornos de trabajo más enfocados a la experiencia del empleado. En IDC España lo tienen muy claro: en 2023, la mitad de las organizaciones generará más del 40% de sus ingresos a partir de productos y servicios digitales.

Además, la sostenibilidad ya es una prioridad de negocio para el 72% de las empresas, ya que supone hasta un 12% de ahorro en el desarrollo de arquitecturas sostenibles para racionalizar, identificar y desacoplar las aplicaciones de alto consumo energético.

Otra de las tendencias detectada por la consultora es que la nube distribuida y conectada se está imponiendo en las organizaciones. En este sentido, su director general en España, Jorge Gil, ha señalado que “las empresas se están concienciando de que deben aprovechar la analítica del dato como palanca para incrementar no solo su productividad, sino también la de sus empleados mejorando su experiencia. La confianza digital gana enteros en cualquier organización, incluso en las pymes” continúa Jorge Gil.

Por otra parte, José Antonio Cano, director de análisis, se está consolidando el triple objetivo de los nuevos modelos digitales emergentes: incrementar la satisfacción del cliente, la productividad de las organizaciones y mejorar la experiencia del usuario para ganar ingresos. “Los CIOS están siendo evaluados según su capacidad de co-crear nuevos modelos de negocio. El 37% ya se ve capaz para ello en menos de un año de acuerdo con nuestras encuestas”, ha asegurado.

En este sentido, las operaciones se están moviendo masivamente a cloud en búsqueda de agilidad empresarial. Proliferan las aplicaciones y desarrollos nativos en la nube para como palanca de creación de valor. El 62% de las empresas en Europa y el 67% en España esperan mantener o incrementar el gasto en IaaS en 2022, según la consultora.

Para IDC, la inteligencia artificial está muy presente en las empresas del país. Las inversiones en esta tecnológica crecerán este año un 28%, impulsadas por la parte de servicios y de software.

Otro dato relevante atañe a la transformación del puesto de trabajo. La experiencia de los empleados se ha puesto en valor, como lo demuestra que el 85% de las organizaciones considere que su mayor compromiso se traduce en mayores ingresos. El auge de plataformas de gestión de la experiencia del empleado se comprueba con un crecimiento en Europa del 24%.

En cuanto a la ciberseguridad, son tres los grandes retos a los que se enfrentarán las organizaciones en el último semestre de 2022: ataques cada vez más sofisticados, requisitos normativos cada vez más complejos y la existencia de una infraestructura informática y de seguridad fragmentada.

Las previsiones de IDC España apuntan a que el mercado de la ciberseguridad en nuestro país rondará la cifra de 1.749 millones de euros a finales de 2022, es decir, un crecimiento del 7,7% con respecto a 2021 y un CAGR hasta 2024 del 8%.