Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

T-Systems instala su software Smart Airport en el nuevo aeropuerto de Pekín

  • Casos de éxito

Beijing airport

Hace unos días comenzó a operar el nuevo aeropuerto de Pekín, que se convierte en el aeródromo de una sola terminal más grande del mundo. T-Systems ha adaptado su software Smart Airport a las necesidades de este nuevo aeropuerto chino que espera recibir 72 millones de pasajeros al año en 2025 y 100 millones a más largo plazo.

Desde hace una semana ya funciona este nuevo aeropuerto, situado en el distrito de Daxing de la ciudad de Pekín, cuya construcción empezó en 2015, y que en un futuro podrá llegar a operar en torno a 2.200 vuelos cada día.

La subsidiara tecnológica de Deutsche Telekom, T-Systems, ha adaptado su software Smart Airport a las necesidades del nuevo aeródromo. El sistema diseñado para la gestión digitalizada de aeropuertos, una vez desplegado por completo, será la base para gestionar la llegada de 100 millones de pasajeros al año a su destino de forma rápida y eficiente.

Esta solución permite a los gestores del nuevo aeropuerto gestionar todos los procesos en un entorno on-premise de alta seguridad. Se trata, según explica la empresa, de “una plataforma de colaboración que asegura una integración simple y ágil de 70 sistemas asociados que se utilizan en diversas áreas de las operaciones aeroportuarias. El grado de trabajo colaborativo en red habilitado por esta tecnología de T-Systems convierte a Beijing Daxing en uno de los aeropuertos más digitalizados de todo el mundo”.

Más de 40 aeropuertos alrededor del mundo utilizan actualmente este sistema que analiza, procesa y visualiza todos los datos relevantes para los vuelos del aeropuerto en tiempo real, desde el control de tráfico aéreo y las aerolíneas, hasta los servicios de tierra y otros proveedores. “A través de la conexión digital de todos los agentes implicados en las operaciones de vuelo, el sistema de control asegura la coordinación fluida de los movimientos de vuelo y de los procesos de asistencia en tierra, contribuyendo así de forma muy significativa a la optimización de la puntualidad de vuelos”, asegura la compañía tecnológica.