Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los datos sensibles, ¿de regreso de la nube a on-premise?

  • Cloud

seguridad cloud

El 46% de las organizaciones que almacenan información de identificación personal de los clientes en la nube están considerando volver a ubicarla en sus instalaciones, según un estudio de Netwrix. Las empresas están preocupadas por la seguridad de los datos que tienen en cloud.

Netwrix ha publicado su Informe 2019 Netwrix Cloud Data Security, basado en los comentarios de 749 organizaciones que utilizan servicios de nube pública y privada para almacenar sus datos. Los hallazgos revelaron que el 46% de las organizaciones que almacenan información de identificación personal (PII) de clientes en la nube están considerando volverla a ubicar en las instalaciones debido a preocupaciones de seguridad de los datos. Cabe señalar que del 50% de las organizaciones que almacenan datos de clientes en la nube, el 39% tuvo incidentes de seguridad el año pasado y más de la mitad no pudieron diagnosticar el problema.

El 50% de los encuestados almacena PII de clientes y empleados en la nube, pero muchos menos están dispuestos a almacenar sus datos financieros y su propiedad intelectual allí (sólo un 26% y un 16%, respectivamente). El 75% de las organizaciones que almacenan PII del cliente en la nube, pero no clasifican todos sus datos, experimentaron un incidente de seguridad. El 33% de los encuestados que almacenan todos sus datos confidenciales en la nube sufrieron incidentes de seguridad durante los doce meses anteriores.

El 31% de los encuestados considera que los usuarios empresariales son la principal amenaza para la seguridad, mientras que el 16% piensa que los miembros del equipo de TI son un riesgo para la seguridad. Desafortunadamente, el 36% de las organizaciones encuestadas no pudo identificar quién fue el culpable de una brecha de seguridad en la nube, en comparación con el 6% en 2018. En comparación con 2018, la proporción de errores accidentales aumentó en un 14% y la de ataques de malware han aumentado un 11%, mientras que la proporción de ataques externos ha disminuido en un 20%.

Los encuestados planean reforzar la seguridad de sus datos en la nube con cifrado, monitorización de la actividad del usuario y capacitación de los empleados, pero el 55% de ellos tiene que administrar el mismo presupuesto de seguridad en la nube que el año pasado.