Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

URSA inicia la migración de sus sistemas desde el data center a cloud

  • Cloud

Ursa

URSA ha decidido migrar la infraestructura que tenía en el data center a la nube pública de Microsoft. Es un proyecto de envergadura que implica llevar el sistema de gestión SAP a cloud que va a llevar a cabo su partner de referencia DXC Technology, que ya gestiona el centro de datos. Además, migrará más de 1.100 usuarios a Microsoft 365.

URSA, uno de los mayores fabricantes de Europa de materiales de aislamiento térmico y acústico para edificios, ha decidido dar el salto a la nube para beneficiarse de ventajas que ofrece este modelo, como la escalabilidad y la flexibilidad. Y para ello ha definido junto a DXC Technology, un ambicioso proyecto de transformación digital que tiene una doble vertiente: por un lado, llevar los sistemas de data center (que gestiona el partner) a la nube y, por otro, modernizar sus puestos de trabajo.

Según explica Joaquín Porte, CIO de la compañía, “estar anclados a una infraestructura on-premises resultaba cada vez más limitante y, por otra parte, necesitábamos actualizar nuestras herramientas y apostar por una cultura de trabajo mucho más actual para no quedarnos atrás en un mercado cada vez más competitivo. De la mano de DXC y Microsoft hemos comenzado un gran proceso de transformación digital del que esperamos obtener grandes ventajas competitivas”.

La idea es migrar por completo los centros de datos gestionados por DXC Technology, antes de diciembre de este año a Microsoft Azure, la plataforma elegida para soportar todos los servicios on-premise de la organización y desplegar en la nube su solución SAP S/4HANA, con el objetivo de aprovechar la potencia, flexibilidad y las funcionalidades de la nube.

Además, la compañía podrá beneficiarse ahora de todas las ventajas que ofrecen los servicios en la nube, entre ellos, la instalación sencilla de nuevas soluciones en caso necesario, la posibilidad de desplegar nuevos servidores en pocas horas o de comprobar fácilmente, por ejemplo, “qué máquinas están activas y apagar aquellas que no son necesarias para no incurrir en costes adicionales”, concluye Porte.

Transformación del puesto de trabajo
URSA quiere también transformar la forma en la que sus 1.100 empleados trabajan con Microsoft 365, que incluye Office 365, Windows 10 y la plataforma de movilidad y seguridad inteligente Enterprise Mobility + Security, un conjunto de herramientas a las que se puede acceder de forma segura y siempre actualizada a través de cualquier dispositivo (portátil, escritorio, móvil…), con independencia de que las conexiones se realicen desde una red empresarial o doméstica.

Sobre esta parte del proyecto, Joaquín Lozano, director financiero de la organización, explica que “queríamos favorecer la movilidad de los empleados, pero resultaba imprescindible contar con herramientas de comunicación y para compartir documentos que facilitaran el acceso seguro a la información, en todo momento y desde cualquier parte. La colaboración es cada vez más crucial para nosotros y el nuevo puesto de trabajo, en permanente evolución, nos ofrece esa posibilidad gracias, por ejemplo, a herramientas como Microsoft Teams. Con él mejoraremos notablemente la colaboración entre los empleados de URSA con independencia de su ubicación geográfica, favoreciendo sus capacidades de innovación y, como consecuencia, la productividad de cada uno de ellos y de toda la compañía”.