El 66% de las organizaciones europeas ya tienen la mayoría de sus aplicaciones en la nube

  • Cloud

cloud generica

Dos tercios de las empresas en Europa tienen ya sus aplicaciones en cloud, base de la transformación digital que estaba ya en marcha antes de la pandemia y que no ha hecho sino acelerarse en estos últimos meses para adaptarse a las nuevas circunstancias. La seguridad es citada como el principal obstáculo a la transformación, según un estudio de Zscaler.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

El último informe sobre el estado de la transformación digital en EMEA 2020, llevado a cabo por Zscaler,  revela que el 66% de las empresas europeas tienen la mayoría de sus aplicaciones empresariales ya en la nube. La seguridad sigue encabezando la lista de obstáculos a la transformación, con una importancia aún mayor este año, ya que el 42% de los encuestados de toda Europa informó de problemas relacionados con la seguridad. Los costes y la falta de experiencia interna fueron citados por más de un tercio (36%), seguidos de cerca por la complejidad (35%). 

El informe también mostró que el movimiento a la nube ha sido, más concretamente, hacia la multicloud. De media, casi la mitad (49%) de los encuestados dijeron que trabajan en una configuración multicloud con dos proveedores de nube, mientras que un tercio cuenta con tres proveedores. Actualmente, sólo el 13% utiliza un único proveedor cloud. En cada país existen diferencias en la composición de la nube. Suecia (52%) y los Países Bajos (42%) son los más diversificados, ya que lo habitual es contar con tres proveedores de servicios de cloud, seguidos de Reino Unido con un 30%. En Italia y Alemania, la mayoría de los encuestados operan con dos proveedores de cloud.

La transformación digital se ha visto impulsada por la adaptación acelerada a las circunstancias de la pandemia, que favoreció el uso de la nube para mantener la continuidad de las operaciones, y cloud ha evidenciado su capacidad para dotarlas de agilidad comercial y flexibilidad. El 33% de las organizaciones afirmaron que la actual crisis sanitaria mundial ha acelerado su migración a la nube con proyectos para, por ejemplo, habilitar el trabajo en remoto.

Esta modalidad será una tendencia que previsiblemente seguirá creciendo el próximo años, ya que casi la mitad (48%) de las empresas esperan que el número de personas que trabajan en remoto crezca entre el 25% y el 50%, y también es una de las razones por las que la seguridad sigue encabezando las barreras, según sugiere el estudio. En este sentido, solo un tercio de las empresas confía en tener una infraestructura de acceso remoto segura y el 29% está esforzándose por proporcionarlo.

Además, poco más de un tercio (34%) de las organizaciones está evaluando nuevas soluciones de seguridad para facilitar el trabajo desde cualquier lugar.