La pandemia impulsa el gasto europeo en inteligencia artificial

  • En cifras

inteligencia artificial

IDC estima que el gasto en inteligencia artificial (IA) alcanzará los 12.000 millones de dólares en 2021 en Europa y seguirá experimentando un sólido crecimiento de dos dígitos hasta 2024. Las necesidades de automatización, la transformación digital y la experiencia del cliente continúan apoyando el gasto en IA, incluso en momentos en que el COVID-19 ha impactado negativamente en los ingresos de muchas empresas.

Recomendados: 

Libera el poder de tus datos con la infraestructura invisible de Nutanix Webinar

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer 

"El COVID-19 fue un detonante para las inversiones en IA por parte de algunos mercados verticales, como la atención médica. Hospitales de toda Europa han implementado IA para una variedad de casos de uso, desde una herramienta de software basada en IA para el diagnóstico automatizado del COVID-19, hasta sistemas de planificación de capacidad hospitalaria basados en el aprendizaje automático", afirma Andrea Minonne, analista senior de investigación de IDC Customer Insights & Analysis. "Por otro lado, otros verticales como el comercio minorista, el transporte y los servicios personales y de consumo tuvieron que contener sus inversiones en IA, especialmente debido a que la IA se utilizaba para ofrecer experiencias personalizadas de los clientes a nivel presencial".

La pandemia no terminó en 2020 y tendrá efectos a lo largo de 2021 y en los años venideros. El COVID-19 ha revolucionado la forma en que muchas industrias operan, cambiando sus procesos de negocio, pero también los productos, servicios y experiencias que ofrecen. Muchos minoristas no esenciales siguen cerrados hoy en día debido a bloqueos estrictos, lo que significa que los minoristas se vieron obligados a cambiar su enfoque de la IA en la tienda hacia experiencias y servicios online impulsados por la IA. Los clientes también tuvieron que adaptarse a una nueva realidad, y eso desencadenó cambios en su comportamiento. Comprar online es la nueva normalidad, por lo que los minoristas están examinando de cerca casos de uso como chatbots, optimización de precios y recomendaciones de productos digitales para garantizar la participación del cliente, y asegurar los ingresos de los canales digitales.

Lo mismo ocurre con el transporte, una industria que se ha visto muy afectada por el COVID-19. Dado que los viajes se limitan únicamente a razones esenciales debido a las medidas de cuarentena ampliamente en vigor, muchos viajeros han cancelado sus planes, lo que tiene un fuerte impacto en los ingresos de las empresas de transporte. En 2020, el enfoque del transporte ha pasado de la innovación impulsada por la IA a la contención de costes, al menos hasta que la industria se recupere. Por esa razón, las inversiones en IA en todas las compañías de transporte crecerán por debajo de la media este año.